La Asociación Vasca de Periodistas celebra que los atentados contra profesionales de los medios no queden "impunes"

Actualizado 24/11/2011 20:02:47 CET

BILBAO, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

La Asociación Vasca de Periodistas-Euskal Kazetarien Elkartea (AVP-EKE) ha mostrado su satisfacción por la condena a 20 años de cárcel de los miembros de ETA que atentaron contra Marisa Guerrero, quien desde su creación y hasta hace dos meses ejerció como delegada de Antena 3 Televisión en el País Vasco.

La periodista vasca sufrió en enero de 2002 un atentado de ETA. El viernes 4 de noviembre se celebró el juicio oral contra sus supuestos autores en la Audiencia Nacional.

Según ha informado la asociación, el intento de asesinato de Marisa Guerrero, los atentados que costaron la vida a profesionales como José María Portell (1978), José Luis López de la Calle (2000) y Santiago Oleaga (2001), y cuantos causaron heridos o fueron fallidos, unidos a los "innumerables" periodistas amenazados por ETA, constituyen "no sólo un ataque directo a los derechos humanos, sino también a la libertad de prensa, una de las bases sobre las que se sustenta la democracia".