El colectivo Erabaki de EB pedirá el voto para 'Amaiur' en elecciones y reclama la unidad de "toda la izquierda vasca"

Actualizado 01/10/2011 19:47:39 CET

BILBAO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

El colectivo Erabaki de EB pedirá el voto para 'Amaiur' -coalición electoral formada por la izquierda abertzale, EA, Alternatiba y Aralar- para las próximas elecciones generales, y ha reclamado "la agrupación de toda la izquierda vasca".

En declaraciones realizadas en el Palacio Euskalduna de Bilbao, cuando el 'sector Madracista' de EB celebraba la Asamblea que ha convocado para este sábado y en la que ha decidido iniciar un proceso de refundación interna que concluirá en 2012 con un nuevo nombre, el miembro de Erabaki Ricardo Ortega ha afirmado: "Hasta aquí hemos llegado, esta organización ya no sirve, hace tiempo que está muerta y que carece de credibilidad para ninguna regeneración".

En este sentido, ha indicado que este domingo, lo más probable y si no ven en el encuentro "cosas prodigiosas", dejarán de formar parte de la formación de izquierdas y emprendarán su "propio camino". "De cara a las elecciones, creemos que, en torno a lo que hoy es Bildu, hay espacios de colaboración que habrá que explorar", ha añadido.

En este sentido, ha señalado que, "seguramente", pedirán el voto para Amaiur. "Estableceremos fórmulas de colaboración. Veremos a ver cuál es su actitud. Creemos que ahí está el terreno en el que trabajar", ha señalado.

El colectivo Erabaki ha distribuido un texto, firmado por su comisión promotora, integrada por Ortega, el responsable de Salud Laboral de CC.OO. Jesús Uzkudun, Josean Cuesta, Sergio Barreiro, María Luisa Sánchez, David Franco, Charly Díez, Jokin Cruz, Rufino Goñi, Julián Feo, Marijo Sánchez y Gema Peña, todos ellos guipuzcoanos.

El documento afirma que "la violencia de ETA, a falta del anuncio de cese definitivo y disolución, en consonancia con la apuesta de la izquierda abertzale exclusivamente por las vías pacíficas y democráticas, se encuentra en fase de liquidación, con lo que desaparecería el que ha sido principal elemento de división entre las distintas expresiones de la izquierda vasca", ha destacado.

Asimismo, ha apuntado que "ha llegado la hora de arriesgar y superar las viejas divisiones y apostar por un amplio frente electoral, y también social, que traslade su influencia al conjunto de las luchas obreras y ciudadanas". De esta forma, ha demandado "la agrupación de toda la izquierda vasca".

En esta línea, ha pedido la legalización de Sortu, "el fin irreversible de la violencia, el reconocimiento de todas las víctimas, la excarcelación de los presos de ETA, la puesta en marcha de procesos de reconciliación, la normalización política y el reconocimiento del derecho a decidir".