El Ayuntamiento de Carcaboso (Cáceres) celebrará este miércoles una jornada sobre el concepto de "desobediencia civil"

 

El Ayuntamiento de Carcaboso (Cáceres) celebrará este miércoles una jornada sobre el concepto de "desobediencia civil"

Contador
Cartel
AYUNTAMIENTO CARCABOSO
Publicado 10/07/2017 9:44:40CET

   MÉRIDA, 10 Jul. (EUROPA PRESS) -

   El Ayuntamiento de Carcaboso (Cáceres) celebrará el próximo miércoles, 12 de julio, una jornada sobre el concepto de "desobediencia civil" que coincide con el segundo centenario del nacimiento del escritor estadounidense Henry David Thoreau.

   La jornada se celebrará en el centro de día de la citada localidad cacereña a partir de las 18,00 horas, y durante la misma se llevarán a cabo distintas actividades, las cuales estarán enfocadas a dar a conocer la imagen y la obra del escritor y filósofo naturalista que "tanta influencia" ha tenido en la política y la filosofía contemporánea.

   De esta forma, se intentará acercar el escritor a todas las edades con talleres, charlas y debates entorno a su figura, según ha informado la organización en nota de prensa.

   Así, entre las distintas actividades que se llevarán a cabo a lo largo de la jornada destaca un taller de creación de chapas 'te damos la chapa con Thoreau', en el que los participantes podrán hacerse sus propias chapas personalizadas con frases o imágenes del escritor, o una lectura de párrafos de algunas de sus obras como desobediencia civil o Walden. Además, el acto contará con una merienda saludable abierta a todas las personas participantes.

HENRY DAVID THOREAU

   Henry David Thoreau fue un escritor, poeta y filósofo estadounidense, de tendencia trascendentalista y origen puritano, autor de 'Walden' y 'La desobediencia civil'. También, Henry fue agrimensor, naturalista, conferenciante y fabricante de lápices, al igual que uno de los padres fundadores de la literatura estadounidense, es también el conceptualizador de las prácticas de desobediencia civil.

   Thoreau fue uno de los primeros defensores del senderismo recreativo y el piragüismo, de la conservación de los recursos naturales en tierras privadas y de la preservación del desierto como tierra pública. Él mismo era un canoeista "altamente" calificado, y Nathaniel Hawthorne, después de un paseo con él, señaló que 'el señor Thoreau manejó la barca tan perfectamente, ya sea con dos palas o con una, que parecía instintivo con su propia voluntad, y no requerir ningún esfuerzo físico para guiarlo'.

   El escritor "no era un vegetariano estricto", aunque señaló que "prefería esa dieta y la defendía como un medio de auto-mejoramiento". En Walden escribió que 'la objeción práctica a la comida animal en mi caso era su inmundicia, y además, cuando había cogido y limpiado, cocinado y comido mis peces, parecían no haberme alimentado esencialmente. Era insignificante e innecesario, y costó más de lo que aprovechó, un poco de pan o unas pocas patatas lo hubieran hecho con menos problemas y suciedad'.

   El estadounidense Thoreau "ni rechazó la civilización ni abrazó enteramente el yermo", sino que buscó un terreno intermedio, el reino pastoral que integra la naturaleza y la cultura.

   Así, su filosofía exigía que él fuera un árbitro "didáctico" entre el desierto en el que tanto se basó y la creciente masa de la humanidad en Norteamérica, por lo que sintió que un maestro tenía que estar cerca de aquellos que necesitaban escuchar lo que quería decirles.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies