Detenido un joven en Cáceres acusado de estafar a su tío más de 42.000 euros

Actualizado 17/12/2013 20:59:05 CET

CÁCERES, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido este pasado jueves en Cáceres a un joven de 28 años por su presunta autoría de un delito de estafa con "abuso de confianza", tras estafar a su tío más de 42.000 euros.

   La investigación comenzó a finales de mayo de este año, cuando se recibió en la Comisaría Provincial de Cáceres un escrito del Juzgado de Instrucción Número 5 de la misma ciudad para esclarecer unos hechos denunciados en la Comisaría de Policía Local de Malpartida de Cáceres, en la que una persona manifestaba que le habían sustraído de su cuenta bancaria más de 42.000 euros.

   Una vez recibido dicho escrito, los funcionarios de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Cáceres citaron nuevamente al denunciante, con el objetivo de que la víctima ampliara la información sobre los hechos acaecidos.

   Con la nueva información aportada, se realizaron las gestiones oportunas que permitieron identificar a un sobrino del denunciante como la persona que le estaba estafando, "abusando de su confianza desde hacía más de seis años".

   Así, la investigación corroboró que este sobrino, que tenía una "estrecha relación" con el denunciante, debido a que se encargaba de acompañarlo a la compra, a las revisiones médicas o al banco desde el año 2006, "había ordenado a su entidad bancaria cargar los gastos de su tarjeta de crédito en la cuenta de su tío", perteneciente a otra entidad bancaria, "sin que este hecho fuera conocido por la víctima".

   Así, desde el año 2006 hasta el momento en que se interpuso la denuncia, el sobrino cargó supuestamente "71 recibos a dos cuentas corrientes cuyo titular exclusivo era el denunciante, todo ello por un valor total de 31.743 euros".

   También pudo ser constatado que en el mes de junio del año 2012 el denunciante fue acompañado por su sobrino a ingresar en una entidad bancaria 36.000 euros en efectivo, procedentes de la venta de unas tierras que tenía a medias con su hermano, según informa la policía, que añade que, "sin embargo, el sobrino ingresó sólo 30.000 euros, quedándose el resto para él".

   A partir de ese momento, y debido a que el autor de los hechos delictivos tenía conocimiento del capital ingresado en la cuenta bancaria, "comenzó a realizar recargos por valor de 1.00, 2.000 y 3.000 euros en dicha cuenta corriente, hasta que la víctima se dio cuanta de estos movimientos bancarios y decidió denunciar los hechos".

   Una vez obtenidas los indicios y pruebas suficientes, el sobrino, un joven de 28 años con antecedentes policiales, ha sido localizado y detenido, siendo trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales ha sido puesto a disposición judicial.