Extremadura continúa en 2016 la recuperación económica iniciada en 2014 aunque presenta aspectos que deber ser mejorados

 

Extremadura continúa en 2016 la recuperación económica iniciada en 2014 aunque presenta aspectos que deber ser mejorados

Guillermo Fernández Vara
EUROPA PRESS
Actualizado 11/07/2017 13:16:44 CET

   MÉRIDA, 11 Jul. (EUROPA PRESS) -

   La comunidad autónoma de Extremadura ha continuado en 2016 la recuperación económica iniciada en 2014, aunque se han advertido aspectos que deben ser corregidos, como la pérdida de población o el aumento de la tasa de pobreza y exclusión social.

   Estos han sido algunos de los datos puestos de relevancia durante la presentación de la Memoria sobre la Situación Socioeconómica de Extremadura 2016 del Consejo Económico y Social de Extremadura, que ha tenido lugar este martes en la Asamblea de Extremadura.

   La memoria, elaborada íntegramente por técnicos del consejo, se distribuye en tres capítulos que abordan el panorama económico de la región, el mercado de trabajo y las relaciones laborales y la calidad de vida y protección social.

   "En la memoria se presenta un escenario positivo aunque no todo lo complaciente que a nosotros, como extremeños, nos hubiera gustado traer a esta sociedad", ha destacado la presidenta del Consejo Económico y Social de Extremadura, Mercedes Vaquera Mosquera, quien ha agradecido la colaboración de los agentes sociales.

   Vaquera Mosquera ha entregado la memoria al presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, que ha destacado que, como elemento positivo destacado por este trabajo, se queda con el aumento del gasto educativo y de docentes experimentado en 2016.

   Por su parte, como aspectos negativos, Vara ha enumerado el balance negativo entre el crédito y el depósito, además de la brecha salarial existente entre los hombres y las mujeres trabajadoras.

   Momentos antes del acto de entrega, el líder del Ejecutivo regional, en declaraciones a los medios, ha resaltado que la comunidad debe seguir por la línea de la formación, capacitación y productividad.

    "Yo, de verdad, no me obsesiona comprarnos con otros como compararnos con nosotros mismos, ser mejores, hacer un esfuerzo porque el conjunto de la sociedad cada día se esfuerce por ser mejores", ha aseverado.

   Así, ha expuesto que hay datos económicos que están creciendo a un ritmo "razonable" pero ese aspecto no significará una salida de la crisis a no ser que tenga una "repercusión clara" en el llamado "precariado", gente que no tiene trabajo o que, aunque lo tiene, es precario.

   Preguntado por la despoblación, Fernández Vara ha indicado que no es un "problema" solo de la comunidad y que contra este factor en el medio rural se lucha sobre todo con recursos, buenos servicios públicos y suelo para la inversión, además de con empleo.

   Además ha apuntado que los entornos rurales tienen ahora la posibilidad de sumarse al "nuevo mundo de que todo se compra y todo se vende, da igual donde se produzca", por lo que ha abogado por buscar buenos canales de distribución y de comunicación, ya que esa es la "piedra filosofal" sobre la que debe reposar todo nuestro objetivo de futuro.

PANORAMA ECONÓMICO DE EXTREMADURA EN 2016

   El pasado año 2016, el Producto Interior Bruto (PIB) de Extremadura aumentó un 2,5 por ciento en términos crecientes hasta alcanzar los 17.712 millones, por debajo del 3,6 por ciento del conjunto de España.

   Mientras, la productividad creció un 0,90 por ciento, ligeramente superior a la nacional, que creció un 0,85 por ciento, aunque persisten "desequilibrios importantes" en la estructura productiva y social.

   Por sectores de actividad, el Valor Añadido Bruto (VAB) del sector agrario disminuyó el 0,6 por ciento, en la industria manufacturera el crecimiento fue del 0,5 por ciento y en las ramas en las que la energía es determinante se redujo un 0,8 por ciento.

   Especialmente significativo es el aumento en un 3,9 por ciento del VAB en el sector de la construcción, que crece por segundo año consecutivo desde el inicio de la crisis económica, mientras que en el sector terciario la subida fue del 3,3 por ciento.

   Asimismo, la recuperación del sector turístico, que se inició en 2014, se confirma también en 2016. Los establecimientos turísticos extremeños empleaban en 2016 a 3.113 personas, un 0,48 por ciento más que en 2015 y, tras años de contracción, los precios subieron un 3,7 por ciento.

   Por su parte, las pernoctaciones aumentaron un 7,73 por ciento hasta alcanzar 3,7 millones y los viajeros lo hicieron un 5,19 por ciento, hasta 1,7 millones de euros.

   En el sector del transporte, el número de viajeros en autobús experimentó un ligero ascenso del 1,13 por ciento en 2016, mientras que el de mercancías por carretera disminuyó un 5,85 por ciento.

    Por otro lado, el comercio mejoró durante el pasado año aunque existe un desfase en su aportación al PIB regional en comparación con el conjunto nacional.

   Otros indicadores señalan que en 2016 el crédito de las entidades financieras no termina de fluir hacia la economía productiva y el comportamiento del sector exterior fue negativo, tanto por la disminución de las exportaciones como por el aumento de las importaciones.

   Asimismo, y según la citada memoria, la crisis económica ha afectado tanto a las rentas de los asalariados como a las de capital. Respecto a los precios, cayeron un 0,2 por ciento, fundamentalmente por la caída de los precios de combustibles. Además, en enero de 2016 había 65.484 empresas, un 1,56 por ciento más.

MERCADO DE TRABAJO Y RELACIONES LABORALES

   Uno de los aspectos destacados por la memoria del Consejo Económico y Social de Extremadura es que, a 1 de enero de 2016, la comunidad tenía 5.219 habitantes menos que 2015.

   Además, la media anual de las personas activas ascendió a 501.400, lo que representa una reducción del 0,36 por ciento y la tasa de empleo extremeña (39,96%) es menor que la española.

   Asimismo, el paro medio se redujo un 4,53 por ciento respecto a 2016, con un total de 123.872 desempleados. El paro de larga duración supone una tasa del 40,53 por ciento del total.

   También, cabe señalar que el número de personas perceptoras de prestaciones por desempleo disminuyó casi un 5,76 por ciento y que el número de trabajadores afectados por procedimientos de despidos colectivos, suspensión de contratos y reducción de jornada fue de 512, una reducción del 69,58 por ciento sobre 2015.

CALIDAD DE VIDA Y PROTECCIÓN SOCIAL

   En educación, el incremento de la tasa de abandono escolar en el curso 2016-2017 se situó hasta el 24,50 por ciento y la tasa de pobreza y exclusión social aumentó en 0,6 puntos porcentuales y se situó en el 35,8 por ciento, muy por encima de la media del conjunto del país, que era del 27,9 por ciento en 2016.

   Por su parte, en sanidad, el total de personas a la espera de una intervención quirúrgica se redujo un 10,16 por ciento y el tiempo medio de espera se estableció en 134 días, 10 menos que en 2015.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies