Investigadores de La Orden avanzan los resultados de un ensayo centrado en la polinización deficiente del almendro

 

Investigadores de La Orden avanzan los resultados de un ensayo centrado en la polinización deficiente del almendro

Actualizado 15/05/2013 12:41:27 CET
ALMENDRO EN FLOR
Foto: EUROPA PRESS/REMITIDO

MÉRIDA, 15 May. (EUROPA PRESS) -

   Investigadores del Centro de Investigación Agraria La Orden-Valdesequera avanzarán los resultados de un ensayo que evita los problemas de una polinización deficiente en los almendros, unos resultados preliminares que se darán a conocer el 21 de mayo en una jornada demostrativa de campo.

El objetivo del proyecto de investigación es estudiar el comportamiento agronómico de nuevas variedades de almendro en las condiciones de clima y suelo de las Vegas del Guadiana, informa el Gobierno extremeño en una nota de prensa.

   Este trabajo, financiado por el Gobierno de Extremadura y el fondo Feder, comenzó en el año 2008 con una plantación de 13 variedades procedentes de los programas de mejora genética de tres centros de investigación nacionales, IRTA de Cataluña, CITA de Aragón y Cebas de Murcia.

   Las variedades ensayadas son autofértiles y de floración tardía, superando así dos de los mayores inconvenientes de este cultivo. Mientras que las variedades tradicionales necesitan polinización cruzada para obtener fruto, las nuevas variedades se autopolinizan evitando los problemas de una polinización deficiente, provocada por la falta de coincidencia en floración entre variedades, la no presencia de insectos polinizadores, etc.

   Otro aspecto que incide en la baja productividad de las plantaciones tradicionales de almendro es la presencia de heladas. Por este motivo, el objetivo de los programa de mejora genética es retrasar en lo posible los periodos de floración de las variedades.

   Durante la jornada, que comenzará a las 10,00 horas, se expondrán los datos obtenidos tras cinco años de plantación y dos de producción, en relación a la floración media del período 2010-13, así como la producción obtenida y su rendimiento en pepita.

   Además, se podrán ver 'in situ' las variedades estudiadas y comprobar aspectos relacionados con la estructura del árbol, vigor, tolerancia o no a determinadas enfermedades, etc.

   Según se explica en la nota, hasta el momento el comportamiento de estas variedades en Extremadura ha sido "desigual", aunque en general aceptable en todas ellas, si bien y tal como indican los propios investigadores son necesarios al menos seis años más para que estos resultados se puedan considerar concluyentes y fiables. En cualquier caso muchas de estas variedades pueden sustituir o complementar a las que existen en la actualidad.

EL ALMENDRO EN EXTREMADURA

   El cultivo del almendro en Extremadura ocupa una superficie de unas 2.700 hectáreas, de las que alrededor de 2.300 se localizan en Badajoz, principalmente en la comarca de Tierra de Barros.

   A día de hoy la demanda de almendra es cada vez mayor y este fruto alcanza precios muy altos en los mercados internacionales.

   Esto, unido a que se trata de un producto no perecedero, lo convierten en una alternativa interesante, tanto en secanos frescos como en regadíos de interior frente a la vid y el olivo. Igualmente podrían ser una alternativa a cultivos frutales de las Vegas del Guadiana con una mayor tecnificación en el manejo de las plantaciones, añade el Ejecutivo regional.

   Por otro lado, el fruto del almendro tiene diversos aprovechamientos al margen de la alimentación, puede utilizarse como materia prima en el campo de las energías renovables o como alimentación para el ganado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies