La oposición tilda de "fracaso" la rebaja del IVA cultural de Monago, de la que solo se ha beneficiado un espectáculo

Actualizado 27/06/2014 13:48:11 CET

MÉRIDA, 27 Jun. (EUROPA PRESS) -

Una empresa de Cáceres que organizó un espectáculo en el Auditorio de Cáceres ha sido la única que se ha acogido al decreto de fomento de actividades culturales, aprobado por el Gobierno de Extremadura en mayo de 2013 con el fin de paliar los efectos de la subida del IVA al 21 por ciento sobre el sector cultural.

La directora del Centro de las Artes Escénicas y de la Música (CEMART), Milagros Rodicio Goyanes, ha señalado que el peso del sector público sobre el sector cultural, que se cifra entre el 75 y el 80 por ciento de la actividad, es una de las razones por las que la medida, con la que se pretende bajar un 8 por ciento el precio de las entradas a los espectáculos culturales, no ha tenido los efectos esperados.

"Por los motivos que sean no se han acogido (las empresas culturales) en la medida que esperábamos", ha señalado Rodicio, si bien ha añadido que ello no significa que el Gobierno regional vaya a continuar impulsando medidas para que "la vida cultural no se resienta".

La directora del CEMART ha reiterado asimismo que los fondos destinados a esta medida, en total 500.000 euros, que finalmente no sean ejecutados, se destinarán a otras medidas relacionadas con el ámbito de la cultura. Este decreto establece las bases reguladoras de las subvenciones destinadas al fomento de las actividades culturales que se desarrollen en la región, con el fin de compensar el incremento del IVA en este ámbito.

Rodicio ha asistido este viernes a la Comisión de Cultura del Parlamento extremeño, donde los tres grupos de la oposición han calificado de "fracaso" la medida del presidente extremeño, José Antonio Monago.

SITUACIÓN DE PARTIDA

En su intervención, ha recordado que el Gobierno de Extremadura hizo frente a su llegada en 2011 a una situación de "crisis" generalizada, así como a "graves problemas de solvencia económica" de algunos proyectos culturales de la región, entre los que se ha citado a algunos que estaban "en situación crítica", como el Festival Internacional de Teatro Clásico de Mérida y la Orquesta de Extremadura, que obligó al Ejecutivo a realizar un sobre esfuerzo, entre otras cuestiones.

Por otro lado, la directora también ha resaltado la dependencia de este sector del ámbito público con respecto a la iniciativa privada. Según los datos ofrecidos hay un peso del 75-80 por ciento de dependencia del sector público en la actividad cultura en Extremadura.

Ante esta situación, el Gobierno extremeño adoptó una serie de medidas para "amortiguar" los efectos de la crisis a partir de 2012, entre ellas el llamado IVA cultural.

Así, se ha referido a la rebaja fiscal en el ámbito de las transmisiones de obras de arte, ante la cual Rodicio espera que "ese inicio continúe y se materialice en una rebaja" que afecte a otros "productos culturales".

Con respecto al IVA cultural, ha reconocido que este medida que pretendía rebajar del 21 al 13 por ciento el IVA del precio de las entradas, no ha tenido repercusión en el ámbito privado, quizás, ha subrayado, porque el decreto establecía entre sus requisitos el mantenimiento de las plantillas de las empresas beneficiarias.

Pero las medidas introducidas por el Gobierno regional para compensar la subida del IVA en el ámbito cultural no se limitan a esta medida, sino que también se han puesto en marcha otras como el bono cultural, destinado a fomentar de compra de libros, discos, entradas, o el decreto de la red de teatros, que garantiza a las compañías extremeñas "un mínimo de contrataciones".

UN "FRACASO" PARA LA OPOSICIÓN

El portavoz del Grupo Parlamentario PREx CREx, Damián Beneyto, autor de la pregunta, ha calificado la medida del IVA cultural del Gobierno extremeño como un "fracaso". "Fue un pufo" de Monago, a quien "le tiraron de las orejas" desde el Gobierno central. "Titulares y nada más", ha remarcado.

En su opinión, si solo se ha beneficiado una empresa es porque "el decreto no funciona" y, en todo caso, "el ciudadano no se está beneficiando, excepto los que vieron ese espectáculo".

"A BOMBO Y PLATILLO"

Por su parte, el diputado de IU-Verdes, Víctor Casco, ha coincidido en criticar esta medida que fue anunciada "a bombo y platillo" mientras que su resultado "habla de un fracaso absoluto del proyecto".

Casco considera que debería haberse trabajado con las salas de cine y teatro, con los productores y con el resto del sector para haber estudiado medidas más eficaces. "Ha sido un fracaso y eso hay que reconocerlo", ha remarcado.

La diputada socialista Inés Mireia Conejero, por su parte, ha reiterado que "la promesa ha quedado en nada", y que "era un canto al sol" entre otras cuestiones, porque los requisitos exigidos a las empresas eran "imposibles" de cumplir.

Asimismo, se ha referido a la puesta en marcha del bono cultural, que considera que "nace en vía muerta" porque el número de beneficiarios potenciales es muy reducido.

Finalmente, la diputada del Grupo Popular Virginia Alberdi ha calificado como "muy importante" que el Gobierno regional haya puesto en marcha "numerosas medidas" para compensar la subida del IVA y, en este sentido, ha valorado el "gran esfuerzo" que se están haciendo en materia cultural, por lo que ha apostado por "seguir en esta línea".