Vuelta Ibérica de aeronaves ligeras llega a Talavera la Real

Fotos Vuelo Ibérico
Foto: EUROPA PRESS
Actualizado 08/08/2014 15:53:55 CET

TALAVERA LA REAL (BADAJOZ), 8 Ago. (EUROPA PRESS) -

   La XXIII Vuelta Ibérica que organiza la asociación española de pilotos de aeronaves ligeras (Aepal) ha hecho escala este viernes en la Base Aérea de Talavera la Real, donde los pilotos disfrutarán de un día diferente visitando las instalaciones de la base y una comida posterior.

   El presidente de la Asociación Española de Aviación Ligera, Leonardo Alonso Vega, ha explicado en declaraciones a Europa Press, que este tipo de actividades, además de suponer un evento para el disfrute personal, también son "reivindicativas", debido a la situación actual de la legislación que afecta a la aviación.

   "Nos hemos quedado con la legislación de aquellos avioncitos que todos conocéis de tubo y tela antiguos y esa normativa es la que abarca aviones de esta nueva construcción, que se mueven alrededor de los 200 kilómetros por hora."

   En este sentido, ha hecho referencia a las facilidades de vuelo en países europeos, donde son "infinitamente más altas" comparativamente con la de España, si bien ha señalado que en las últimas reuniones de la dirección general de aviación en AESA, ha percibido "muy buena" disposición, con el fin de "ampliar" las posibilidades de vuelo, tanto dentro como fuera, y con la vista puesta en el cielo único europeo.

   Alonso Vega ha definido al grupo de la 'XXIII Vuelta Ibérica' como "nostálgicos de la aviación", porque siguen utilizando las hélices, si bien ha resaltado que esta actividad tiene vuelos deportivo-lúdico-turístico, que les permite visitar ciudades, organizar eventos, charlas, entre otras actividades. De esta forma, la siguiente parada será en Valladolid y la jornada finalizará con una fiesta.

   Para José Aurelio Pampliegas, que empezó en este "mundo" por "amor" a la aviación y porque es una forma de salir "lejos", esta es su segunda vuelta. Con respecto a los gastos que supone la participación en este tipo de actividades, ha señalado que el mantenimiento de una aeronave de estas características cuesta alrededor de 2.000 euros al año.

   Por su parte, Mariano Sancho, de Gerona, disfruta ya de su tercera 'Vuelta Ibérica' y su pasión por el vuelo le viene por su profesión. En 1978 empezó pilotando helicópteros en el ejército, luego piloto privado y para el descubrir el mundo de los ultraligero fue "muy divertido. Si te gusta, engancha", ha apostillado.

   Según Sancho esta vuelta es ocio pero también ayuda a compañeros con "poca experiencia de vuelo" porque así se sienten "arropados" y ha matizado que "mucha gente" se inicia en este tipo de vueltas.

ITINERARIO

   Los pilotos participantes comenzaron su ruta el pasado dos de agosto en el Aeródromo de Requena-Lere (Valencia), para continuar el recorrido por la Península Ibérica a lo largo de toda la semana, en la que recalará en diferentes aeródromos.

   Una vez en Requena, los participantes pusieron rumbo, el pasado tres de agosto, a Bañeres de Luchon (Francia), atravesando los Pirineos. Un día después, abandonaron la localidad francesa para dirigirse a Herrera de Pisuerga (Palencia).

   El día cinco, marcharon hacia Portugal, concretamente pasaron por la Cerval, Alqueidao y Lagos, para posteriormente regresar a España con destino esta base de Talavera la Real (Badajoz).

   Desde esta localidad pondrán rumbo para llegar este sábado a Matilla de los Caños, Tordesillas (Valladolid), donde finalmente, el domingo, se producirá la despedida de los participantes y la salida de las aeronaves a sus lugares de procedencia después de haberse recorrido unos cuatro mil kilómetros.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies