El Plan Turístico de Extremadura busca incrementar el peso de este sector en el PIB regional, que ahora es del 6%

Publicado 22/06/2017 12:24:36CET

   MÉRIDA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El Plan Turístico de Extremadura 2017-2020 busca incrementar el peso de este sector en el PIB regional, que actualmente está en el entorno del 6 por ciento, además de contribuir a luchar contra la despoblación en el medio rural y a mejorar la cantidad y la calidad del empleo.

   Asimismo, se marca como objetivo que dicho sector crezca entre un 4 y un 5 por ciento para el conjunto de los principales indicadores (viajeros, pernoctaciones, gasto y empleo).

   El consejero de Economía e Infraestructuras, José Luis Navarro, ha presentado este jueves en el pleno de la Asamblea de Extremadura este plan firmado el pasado 15 de mayo junto a los sindicatos y a la patronal regional.

PROCESO DE ELABORACIÓN "MUY PARTICIPATIVO"

   En su intervención, el consejero José Luis Navarro ha resaltado que dicho plan es un instrumento de desarrollo y de promoción del turismo regional que ha surgido tras un proceso de elaboración "muy participativo".

   En su configuración han colaborado más de 60 entidades que han realizado 600 aportaciones, entre las que se encuentran las diputaciones provinciales de Cáceres y Badajoz, ayuntamientos de la región, la Universidad de Extremadura o los Grupos de Acción Local (GAL).

   Además, en una segunda fase, el Plan Turístico de Extremadura ha sido negociado con empresarios y sindicatos, una negociación "exigente" que finalmente terminó en acuerdo.

   Cabe destacar que dicho documento realiza un diagnóstico del turismo en la región y de las tendencias de este sector, asimismo, Navarro ha reiterado que, entre las reivindicaciones se encuentra tener un transporte ferroviario "en igualdad de condiciones" con aquellas comunidades que ofrecen productos turísticos similares.

PRESUPUESTO DE 68,5 MILLONES

   El Plan Turístico de Extremadura está dotado para los próximos cuatro años con un total de 68,5 millones, además de establecer 28 acciones que se despliegan en 83 medidas.

   Cabe destacar que los casi 70 millones de euros proceden de fondos propios de la comunidad y también de fondos Feder que se han conseguido mediante una reprogramación del programa operativo Feder Extremadura 2014-2020.

   Además, este plan contempla una comisión de seguimiento y evaluación, que se reunirá de forma ordinaria una vez al año para valorar los resultados de los indicadores.

   Navarro también ha indicado que este documento define tres "retos estratégicos" que son una nueva gobernanza turística, la promoción del destino Extremadura y el desarrollo empresarial marcado por la innovación.

   Estos tres "retos estratégicos" se despliegan a su vez en ocho "objetivos estratégicos", entre los que están potenciar la dimensión del sector turístico, incrementar las principales magnitudes del sector, desarrollar una marca fuerte de la región y adoptar la sostenibilidad como base de la gestión de los productos y destinos turísticos.

   Además de promover la competitividad de las empresas, apoyar el uso de las tecnologías de la información, promoción y comercialización de los destinos y productos turísticos extremeños, mejorar la capacitación y la empleabilidad de los profesionales y situar a Extremadura como una región referente en materia de accesibilidad de los turistas.

   Asimismo, el consejero ha explicado que este documento desarrolla una visión en cuatro ejes, que son Extremadura "como destino referente de calma y serenidad", que la gran variedad de recursos de la región unida a la hospitalidad de los extremeños permite ofrecer "experiencias únicas", un sistema de gobernanza turística que aúna los esfuerzos de todos los sectores públicos y privados y el apoyo de las administraciones públicas al sector turístico.

INTERVENCIÓN DE LOS GRUPOS

   Por parte de los grupos, la diputada del PP Felisa Cepeda ha considerado que el Plan Turístico de Extremadura llega "tarde", además de ser "genérico", por lo que ha considerado que el mismo "no va a llegar a ningún sitio".

   Además, la 'popular' ha afeado que "solo" se ha firmado con sindicatos y patronal y ha criticado que se ha dejado "a un lado" a los principales actores del sector y no se ha contado con los grupos parlamentarios.

   También ha lamentado Cepeda que, en su opinión, haya habido un "gran ocultismo" al sector, que en dicho plan "no hay nada nuevo" y sea "vacío", al tiempo que ha acusado al Ejecutivo regional socialista de incumplir varias de sus promesas en cuanto al turismo.

   En esta línea, la diputada del Grupo Parlamentario Popular ha instado a la Junta a ejecutar durante los próximos cuatro años el presupuesto de 68,5 millones con los que está dotado el plan al ser este "escaso".

   Finalmente, el principal partido de la oposición ha instado al Ejecutivo regional a trabajar "desde la unidad", por ello le ha tendido la mano porque lo que interesa es que la región tenga un sector turístico "fuerte" que tire de la economía regional.

   Por su parte, la diputada de Podemos Jara Romero ha indicado que el Plan Turístico de Extremadura 2017-2020 tiene la habilidad de "decir mucho sin decir nada".

   Así ha criticado que cuando se habla de crear empleo de calidad, un objetivo compartido por su grupo, no se analiza el tipo de trabajo que crea el sector turístico, que, en su mayoría, y en su opinión, es "estacional" y "precario".

   Tampoco se analiza, según ha expuesto Romero, cuántas personas de las que se forman en la región en este sector trabajan después en el mismo y, en el apartado de potencialidades, se analiza lo que tiene la región pero no en el estado en el que está, ni el estado de "degradación" de algunas de piezas del patrimonio regional.

   Además, Romero ha apuntado que la "única estrategia" que se llevará a cabo con este plan es "seguir estancando" al sector turístico y "aparcando problemas" que generará dicho sector "más tarde o más temprano".

   La diputada de Ciudadanos María Victoria Domínguez ha considerado que este plan se queda "corto" en inversiones, además de criticar que la Junta de Extremadura ha recortado este año la inversión en turismo en los Presupuestos Generales de la región para 2017.

   En esta línea, ha considerado que el mercado para atraer turismo en Extremadura es el mundo y le parece "muy pobre" la inversión en promoción que contempla este plan, algo de más de 24 millones del total de los 68,5 millones con los que cuenta.

   Durante su intervención, Domínguez ha valorado la apuesta por la mejora de la calidad, la competitividad y la comercialización, además de la "sensibilidad" mostrada por la Consejería de Economía e Infraestructuras por la mejora de la accesibilidad, que fue una iniciativa de Ciudadanos.

   Así, Domínguez ha indicado que el 10 por ciento de la población de la Unión Europea tiene problemas de movilidad o discapacidad, por lo que este colectivo representa un público objetivo importante al que atender y presentar una oferta turística adaptada a su realidad.

   Finalmente, la diputada de Ciudadanos ha deseado el "mayor de los éxitos" al Plan Turístico de Extremadura 2014-2020, además de resaltar que la administración autonómica tiene a su partido a su disposición para trabajar en la mejora de turismo regional.

   Por parte del Grupo Parlamentario Socialista, el diputado Hugo Vázquez Velayos ha valorado que el plan ha sido fruto de un trabajo interno de discusión, además de ser un documento "realista y dinámico", que potencia segmentos turísticos emergentes.

   Asimismo, el mismo está plagado de objetivos y medidas, ha dicho, además de situar al turismo gastronómico como un "sector fundamental" para contribuir a superar la estacionalidad.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies