PP pide a Vergeles que explique por qué Extremadura vuelve "a la cola" en Dependencia

La diputada del PP Consuelo Rodríguez Píriz
EUROPA PRESS
Actualizado 23/03/2018 13:04:44 CET

   MÉRIDA, 23 Mar. (EUROPA PRESS) -

   El Grupo Parlamentario Popular ha registrado una solicitud de comparecencia del consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, para que ofrezca las explicaciones que aclaren los motivos por los que Extremadura ha vuelto "a la cola" en Atención a la Dependencia.

   Según los datos publicados este pasado miércoles por el Observatorio de la Dependencia, la comunidad se sitúa como la cuarta peor clasificada en el ranking de Atención a la Dependencia, con 2,5 puntos, frente a la media estatal de 4,62 puntos, a pesar de su evolución positiva en 2017, que ha sido inferior a la media.

   La portavoz de Dependencia de los 'populares' en el Parlamento regional, Consuelo Rodríguez Píriz, ha señalado que el Ejecutivo socialista de Guillermo Fernández Vara llegó a la Junta en 2015 con una nota del 6,7, es decir, rozando el notable, y dos años y medio después ha caído casi al "muy deficiente".

   En su opinión, el "problema" no se encuentra en la falta de recursos procedentes del Estado, en tanto que el resto de las comunidades sufrirían ese "supuesto déficit" de financiación, de tal forma que mientras algunas comunidades como Castilla y León superan el 8, Extremadura no llega al aprobado.

   Por ello, considera que la Dependencia en Extremadura no tiene, como ha señalado el consejero del ramo "un problema estructural", en referencia a la financiación, sino que tiene "un problema de estructura", en concreto la que él mismo creó en el Servicio Extremeño de Promoción de la Autonomía y Atención a la Dependencia (SEPAD).

   En cuanto a la incorporación del Grado 1, ha recordado que comenzó en 2015 y que el anterior gobierno del PP "dejó valorados a todos los dependientes" con esta nueva catalogación, así como 3 millones de euros destinados a sus prestaciones, pero el Gobierno de Vara a su llegada "no hicieron nada".

   Rodríguez Píriz ha señalado que el suspenso de la comunidad se debe, como en el colegio, a que "no se ha estudiado ni se han hecho los deberes", y en concreto ha subrayado que durante los primeros seis meses de gestión socialista las listas de espera crecieron "masivamente" porque "no hicieron nada", ha insistido.

   Según el Observatorio, actualmente hay en Extremadura 6.756 personas esperando a ser valoradas, y lo que es "más grave" aún, hay 10.000 que, teniendo reconocida una prestación, no la han cobrado todavía. Además, la tasa de desatención alcanza el 27,2 por ciento.

AUMENTO DE LA LISTA DE ESPERA

   Entre los motivos que según Rodríguez Píriz han llevado a Extremadura a estas cifras, ha expuesto que los equipos de valoración están "incompletos", porque no se reponen las bajas (maternidad, enfermedad), de tal forma que, ha señalado, hay algunos que llevan "más de un año al 50 por ciento".

   Además, ha recordado que cuando el PP llegó a la Junta en 2011 había una lista de espera de 6.339 solicitudes y las bajaron "a la mitad" y, ahora, en "solo dos años, las han vuelto a duplicar", según ha señalado porque los socialistas "entraron como un elefante en una cacharrería" en lugar de haber "seguido la estela" del trabajo del PP.

   La diputada 'popular' ha lamentado que, al suspenso en la calidad y a las prestaciones "low-cost" de Extremadura, en referencia a que son 846 euros al año inferiores a la media nacional, ha criticado que los dependientes se vean obligados a adelantar el dinero, ya sea de una residencia o de la ayuda a domicilio, y luego tienen que esperar a la "divina providencia" para que la Junta les abone las cantidades que les corresponden.

   Según ha dicho, desde que un dependiente solicita una prestación hasta que la recibe espera dos años y medio, un tiempo en el que ha habido casos en los que la persona ha fallecido, o ha cambiado su grado de dependencia, según ha indicado Rodríguez Píriz.

FALTA DE PLAZAS

   Por otra parte ha criticado también la falta de plazas en residencias, de tal forma que hay 1.400 personas en lista de espera mientras que el año pasado solamente entraron 129, es decir, menos del 10 por ciento. En esta línea, también ha lamentado que la Junta haya reducido las plazas concertadas en las residencias gestionadas por los ayuntamientos.

   Un desarrollo "escasísimo" que se repite en otros servicios, como en el de centros de día, con 172 plazas en un año, o ayuda a domicilio, con "solo" 57 nuevas prestaciones, lo cual es "lo más doloroso".

   La diputada del Grupo Popular ha advertido además de que la situación se agravará con el despido de los trabajadores de los equipos de valoración que llevan diez años desempeñando esta tarea, en tanto que, ha explicado, la Junta ha sacado sus plazas de personal laboral a concurso para los funcionarios, que pese a ser profesionales del sector necesitarán un periodo de adaptación, según ha dicho.

   Por todo lo anterior, ha señalado que la atención a la dependencia no está entre las prioridades del presidente de la Junta, así como que el SEPAD es "residual" para la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, en tanto que Vergeles no le presta la atención que merece.