El SES detecta 35 casos de violencia de género en 2016

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Presentado un nuevo protocolo sanitario

El SES detecta 35 casos de violencia de género en 2016

Protocolo contra la Violencia de Género
EUROPA PRESS
Actualizado 24/11/2016 13:15:42 CET

El nuevo Protocolo Sanitario contra la Violencia de Género evita que los médicos deban presentar una denuncia cuando detectan una víctima

MÉRIDA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha señalado que los profesionales del Servicio Extremeño de Salud (SES) han detectado en sus consultas un total de 35 casos de violencia de género desde que comenzara el año 2016.

Son casos conocidos gracias al Sistema de Vigilancia Epidemiológica de la Violencia de Género, que el Consejo Interterritorial del Sistema de Nacional de Salud puso en marcha en 2004, y el cual se complementa con los registros estadísticos que manejan habitualmente las entidades responsables, como los institutos de la mujer.

Así, ha informado de que desde 2011, cuando se inició en la región este sistema se ha registrado un total de 237 casos en las consultas médicas hasta la fecha, de los cuales 208 se refieren a agresiones físicas, 150 psíquicas y 16 índole sexual.

La mayoría de los casos notificados son episodios aislados o tienen una antigüedad de no más de cuatro años. Asimismo, de estos 237, un total 146 víctimas tenían hijos, y la mayoría eran mujeres de entre 20 y 44 años.

NUEVO PROTOCOLO SANITARIO

Vergeles, quien ha estado acompañado por el gerente del SES, Ceciliano Franco; la directora del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEx), Elisa Barrientos; y la de Salud Pública, María Pilar Guijarro; ha ofrecido estos datos durante la presentación en Mérida del Protocolo Sanitario contra la Violencia de Género, el cual pretende sensibilizar a los profesionales sanitarios, y que estos tengan una herramienta para la detección precoz de los casos.

Con el protocolo se pretende mejorar la calidad de la atención sanitaria integral con una guía sobre cómo comportarse y actuar ante una mujer víctima de violencia de género, qué información se le debe proporcionar, y prevenir y tratar las consecuencias que para la salud puedan tener este tipo de violencia en ella.

La violencia de género constituye en la actualidad un "importante" problema de salud pública y "lo es porque desgraciadamente es frecuente, es prevalente" y afecta a la salud integral de las mujeres víctimas de este tipo de violencia, ha indicado Vergeles.

Así, la "importancia" de los servicios sanitarios sobre este asunto ya se recoge en la Ley Orgánica contra la Violencia de Género de España, ya que estos tienen "un papel esencial" en la ayuda a estas mujeres, ha explicado el consejero.

Por ello, Vergeles ha explicado que la Junta presenta este jueves "dos cosas fundamentales", como son el protocolo de actuación sanitaria ante la violencia de género en Extremadura y la importancia que tiene que los profesionales sanitarios registren en sus consultas los casos detectados de violencia de género para contar la información necesaria y prevenir sobre esta lacra social.

INFORMACIÓN EN EL PROTOCOLO

El protocolo incluye las definiciones de lo que es violencia de género, desde el punto de vista físico, sexual y psicológico. También se habla sobre las causas de la violencia de género para proporcionar pautas a los profesionales y que la prevengan.

De igual modo, el documento recoge los mitos y creencias en relación con la violencia de género con el objetivo de "eliminar los micromachismos"; y del ciclo de esta lacra social, sobre cómo se inicia en los hogares, en las parejas. Además, se incluyen las consecuencias que tiene para los hijos y en las mujeres de "especial vulnerabilidad", ha manifestado Vergeles.

De este modo, ha asegurado que las "peores" consecuencias sobre este asunto son las "fatales", porque "conllevan el asesinato", la muerte de la mujer, pero "sin llegar a éstas" existen otras "crónicas para la salud", como estados de ansiedad, depresión, síntomas no explicables por otra enfermedad o dolores de cabeza. También están las consecuencias sexuales, la psíquicas y las sociales, como el absentismo laboral o el aislamiento social de la mujer.

En cuanto a los hijos, se ha referido a las consecuencias sobre la salud que tienen que ver con su desarrollo, aprendizaje o socialización, ha explicado el consejero.

PREVENCIÓN

Asimismo, el documento hay "un amplio apartado" de prevención de la violencia de género para formar a los profesionales sanitarios y a los ciudadanos.

En este sentido, ha informado de que los protocolos de actuación recogidos son para la detección en la atención primaria de salud, otro en los servicios de urgencias, y uno específico ante las agresiones sexuales. De igual modo, incluye un anexo sobre cómo dar trámite a los juzgados de los partes de lesiones.

Este protocolo se ha actualizado para reforzar la sensibilización de los profesionales para que detecten los casos y para que utilicen el sistema de notificación de casos, y los protocolos de actuación para ver cómo tiene que llevar a cabo una entrevista clínica con la que detectar este tipo de situaciones.

LA ASISTENCIA SANITARIA ES UN SISTEMA "EFICAZ Y VITAL"

Por su parte, la directora del IMEx, Elisa Barrientos, ha manifestado que la asistencia sanitaria es un sistema "eficaz y vital" en la detección de la violencia de género. La capacidad de simpatía del médico de familia con la paciente "es absolutamente vital" en los "peores casos" de violencia de género, ha aseverado.

Así, ha manifestado que para el IMEx es "absolutamente vital que este protocolo se volviera a activar" porque durante cuatro años "estuvo guardado en un cajón".

"Uno de los grandes valores de este protocolo es que ataja, ataca y comprende todas las violencias hacia las mujeres", como son la verbal, sexual y física.

Asimismo, ha destacado de dicho protocolo los anexos que hay en cuanto a la parte humana, "a esa calidez" y "sensibilidad" que esperan las pacientes cuando llegan a la consulta, ha manifestado Barrientos. También ha señalado que siempre ha habido "miedo" por parte de los médicos sobre este asunto porque han pensado que había que trasladar un parte de lesiones a los juzgados.

Por ello, con este protocolo se pretende "hacer un seguimiento de las víctimas para que se las pueda atender "sin que tengan que denunciar" porque a veces "tienen miedo al agresor", ha asegurado.

También, ha indicado que en dicho documento queda "bien claro" que la Ley de Protección de Datos permite la recogida de información en este tema porque es para una valoración médica.

"RESPETO" SOBRE JUAN BAUTISTA DE BADAJOZ

En otro orden de cosas y a preguntas de los periodistas sobre que un medio regional recoja este jueves que la Fiscalía investiga sólo dos supuestos casos de abuso a menores en el centro San Juan Bautista de Badajoz, cuando en principio se habló de cinco, Vergeles ha indicado que esos fueron los que detectó la consejería, "pero no tienen que convertirse todos en denuncia".

"No obstante, no me gustaría seguir hablando de este tema", ha asegurado, al mismo tiempo que ha pedido "respeto y tranquilidad para las familias que tienen allí a sus hijos".

En este sentido, ha pedido a los periodistas que se enfríe este tema, el cual "no tiene más recorrido". Por lo tanto, hay que dejar "que la justicia y la policía hagan lo que tenga que hacer y que se aclaren las situaciones".

"Todo el respeto y todo el apoyo para los profesionales que están allí dentro porque están trabajando bien", ha señalado, al mismo tiempo que ha asegurado que "las familias tienen que estar tranquilas" porque sus hijos "están ejemplarmente atendidos".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies