Tres detenidos por hurto de material informático y ropa en una tienda en Mérida

Actualizado 22/01/2016 12:33:21 CET

   MÉRIDA, 22 Ene. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional han detenido a tres personas por su presunta autoría de varios delitos de hurto de material informático, de telefonía y prendas de ropa en Mérida (Badajoz).

   Los detenidos son dos hombres y una mujer, de entre 31 y 33 años de edad, con antecedentes, quienes tras la instrucción del pertinente atestado serán puestos a disposición de la autoridad judicial.

   La investigación comenzó el pasado 19 de enero cuando, a raíz de una denuncia interpuesta por trabajador de un establecimiento comercial situado en la Avenida de Portugal de Mérida, en la que manifestaba que habían sufrido la sustracción de "numeroso" material informático y telefonía móvil.

   Esa mañana, un vigilante de seguridad del establecimiento localizó varios protectores de seguridad abiertos en la zona de electrodomésticos y al visionar las cámaras de seguridad fue cuando observaron cómo tres personas, dos varones y una mujer, manipulaban presuntamente los sistemas de seguridad e introducían los productos en un carrito de bebé que llevaban, saliendo del local "sin abonar" los mismos. En esa ocasión lo sustraído ascendía a más de 3.300 euros.

   Con los datos aportados, los agentes llevaron a cabo las gestiones a fin de esclarecer estos hechos. Al día siguiente, los mismos vigilantes de seguridad alertaron de la presencia de estas tres personas en el mismo establecimiento, por lo que acudió "inmediatamente" una patrulla policial.

   Interceptaron a los tres cuando iban a montarse en su vehículo, donde portaban numerosos abrigos, de los que "no" daban razón coherente de su procedencia, y ascendía el valor a 1.020 euros, tras lo cual fueron detenidos.

   Entre sus pertenencias portaban un imán y un gancho metálico, que utilizaban presuntamente para desarticular los sistemas de alarma de las prendas y material informático.

   Ya en dependencias policiales se les imputó otro delito de hurto, esta vez cometido en la ciudad de Cáceres, donde sustrajeron presuntamente material valorado en 1.350 euros.