Tres detenidos como presuntos autores de un delito de tráfico de drogas en dos operaciones distintas

Droga
POLICÍA NACIONAL
Publicado 13/08/2018 14:15:33CET

   MÉRIDA, 13 Ago. (EUROPA PRESS) -

   Agentes de la Policía Nacional de Badajoz han detenido a tres hombres como presuntos autores de delito contra la salud pública, concretamente por tráfico de drogas, en dos operaciones antidroga distintas.

   Así, en el primero de los hechos, debido al "importante trasiego" de vehículos y personas drogodependientes que acceden a la zona de la Plaza Alta de Badajoz, la tarde del pasado día 2 de agosto, se estableció un dispositivo policial de vigilancia en la citada barriada, por parte de agentesde la Brigada Provincial de Policía Judicial.

   De este modo, los actuantes pudieron comprobar cómo de una de las viviendas, salían dos jóvenes apresuradamente hacia un vehículo estacionado en la zona, por lo que se procedió en ese instante a su identificación, mostrándose éstos "en todo momento poco colaboradores y nerviosos".

   Por este motivo, los agentes realizaron un cacheo de seguridad, localizando escondidas entre las ropas de uno de los jóvenes, una bolsa que contenía en su interior una sustancia de color blanco.

   Dicha sustancia, tras ser sometida al 'narcotest' dio positivo en cocaína, con un peso de 21 gramos, motivo por el cual, los agentes detuvieron a los dos jóvenes, acusados de un presunto delito contra la salud pública, concretamente trafico de drogas.

   Los detenidos, son dos varones de 25 y 26 años de edad, quienes fueron trasladados hasta dependencias policiales para la tramitación de las correspondientes diligencias, tras las cuales pasaron a disposición judicial.

   Cabe resaltar que en la zona de la Plaza Alta desde el mes de julio se han realizado tres operaciones policiales en con un resultado de cinco detenidos, según ha informado la Policía Nacional en nota de prensa.

   Por su parte, la segunda operación tuvo lugar la tarde del pasado día 6 de agosto, día en el que se realizó un dispositivo de control sobre vehículos y personas junto al puesto fronterizo de Caya, en el que participaron varias unidades policiales tanto de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana como de Policía Judicial.

   En dicho control policial, se identificaron varios vehículos y a sus ocupantes, hasta que sobre las 17,00 horas se detectó un turismo,cuyo conductor al ser interpelado por los agentes se mostró nervioso, dando explicaciones incoherentes sobre su viaje.

   Al mismo tiempo un equipo de guías caninos que también formaba parte del dispositivo, procedió a inspeccionar el vehículo, detectando el can de forma inmediata algún tipo de sustancia estupefaciente en la zona del motor.

   En ese momento, los efectivos solicitaron al conductor del turismo que abriera el capó para ser inspeccionado, lugar donde se localiza una bolsa que contenía 390 óvulos (bellotas) de hachís.

   Por estos hechos y cuando los actuantes se disponían a notificar al identificado los motivos de su detención y los derechos que le asisten como tal, éste dió "fuertes empujones" y se abrió paso, emprendiendo la huida hasta una zona de maleza escabrosa muy cercana a la carretera.

   No obstante, fue interceptado de forma inmediata por los actuantes y trasladado hasta dependencias policiales para la tramitación del pertinente atestado.

   La sustancia intervenida 390 óvulos (bellotas), algo más de 4 kilos de hachís podría alcanzar en el mercado ilícito 22.500 euros

   aproximadamente.

   El detenido, un varón de 35 años, de nacionalidad marroquí, fue puesto a disposición de la Autoridad Judicial, quien decretó su ingreso en prisión.