Vergeles defiende la "pulcritud" de la oposición de enfermería mientras la oposición exige explicaciones

 

Vergeles defiende la "pulcritud" de la oposición de enfermería mientras la oposición exige explicaciones

Contador
José María Vergeles
ASAMBLEA
Actualizado 08/06/2017 15:08:51 CET

MÉRIDA, 8 Jun. (EUROPA PRESS) -

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha defendido la "transparencia y pulcritud" del examen de Enfermería de Atención Continuada, en el que aprobaron cuatro de los 1.389 aspirantes, del que ha reconocido que tuvo una "dificultad alta" si bien ha vuelto a mostrar su respeto por el tribunal que configuró las pruebas del pasado 25 de marzo.

Vergeles ha avanzando que con el fin de cubrir las 41 plazas que quedaron vacantes en esta convocatoria, y dado que no se dan "criterios de anulabilidad", ha ofrecido dos opciones a negociar con los sindicatos en la Mesa Sectorial, que pasan por una nueva convocatoria extraordinaria y urgente, o bien incluirla en la Oferta Pública de Empleo (OPE) que tiene en marcha la Junta, de modo que esta categoría sería la primera en celebrar las correspondientes pruebas a lo largo del 2017.

El responsable de la sanidad extremeña ha comparecido este jueves ante el Pleno de la Asamblea de Extremadura, a petición del Grupo Popular, para informar sobre el citado proceso selectivo, que según ha detallado, se ha desarrollado en todo momento bajo la presencia de los sindicatos "sin incidentes" y garantizando la custodia de los exámenes.

Además, ha dicho que hubo 17 aspirantes de los casi 1.400 que se presentaron (el 47% de los inscritos a esta oposición convocada en 2011) que plantearon reclamaciones ante alguna de las preguntas del examen, lo que supone un "escaso número" de reclamaciones, algo que para Vergeles viene a refrendar el "rigor y la pulcritud" del proceso.

Asimismo, ha señalado que se han presentado 11 recursos a las pruebas, un número "bajo" en comparación con otros, lo cual "habla de la transparencia y pulcritud", ha insistido.

Por último, el consejero ha defendido la gestión que ha realizado tanto la consejería como el Servicio Extremeño de Salud, que según ha dicho no han incurrido en "ninguna contradicción" en las versiones ofrecidas, al tiempo que ha subrayado que nunca han dicho que el bajo índice de aprobados se deba a que los opositores no hayan estudiado lo suficiente, a quienes ha mostrado su "respeto", al igual que a quienes este jueves se han manifestado a las puertas de la Asamblea.

Finalmente, ha reprochado a los grupos de la oposición que traten de "sembrar dudas" sobre la transparencia de los procesos selectivos, al tiempo que ha advertido que la judicialización de las oposiciones se produce una "repercusión negativa" para los propios opositores, dado que no se ofrece "certidumbre".

"Soliciten cuanta información quieran, pero no siembren dudas sobre un proceso que ha sido transparente. Seamos constructivos, por favor se lo pido", ha reclamado el consejero.

MÁS EXPLICACIONES

Estas explicaciones no han convencido a ninguno de los tres partidos de la oposición, quienes han exigido más explicaciones, además de que se investigue lo ocurrido e incluso responsabilidades políticas.

En primer lugar, la portavoz del Grupo Parlamentario Popular, Cristina Teniente, ha señalado que tras escuchar la intervención del consejero los 'populares' se van "con el cuerpo cortado" y con "más dudas" de las que traían sobre el proceso, por lo que ha solicitado una investigación sobre lo ocurrido.

Teniente ha señalado que cuanto menos es "llamativo" que hayan aprobado cuatro de los casi 1.400 aspirantes que se examinaron, al tiempo que ha apuntado que las diferentes "versiones" ofrecidas desde la Administración extremeña a lo ocurrido han generado "desconcierto" entre los opositores.

A ello se suman las "sospechas" que provocan la "escabechina" que han dejado las calificaciones, dado que hay un aspirante con una nota de 9,2, tres aprobados con un "cinco raspado" y el resto suspensos.

Al respecto, Teniente ha lamentado que el consejero no solo justifique estos resultados, en concreto señalando que es algo que ya ha ocurrido en anteriores ocasiones, sino que además lo está "normalizando".

Por último, ha advertido que su partido no va a permitir que les acuse de "sembrar dudas" ni de tratar de "judicializar" este proceso, al señalar que la reclamación ante los tribunales es un derecho de los opositores, si bien ha apuntado que en Extremadura "todavía hay miedo". "No reclaman porque tienen miedo a la revancha, porque ocupan una plaza de interinidad", ha señalado la diputada 'popular'.

EXPLICACIONES A LOS OPOSITORES

Por su parte, el diputado de Podemos Obed Santos Pascua ha señalado que "errar es humano" y que "reconocerlo no es malo", en referencia a la actuación de la consejería y del SES en relación a esta oposición, al tiempo que ha señalado que Vergeles ha perdido la oportunidad de dar las explicaciones pertinentes a los opositores que se han manifestado en la puerta de la Asamblea.

Asimismo, y tras señalado que la gestión de los recursos humanos en el SES es "de traca", ha pedido que a la Junta que "aprenda" de la Consejería de Educación que ofrece una programación de las diferentes oposiciones a realizar.

C'S PIDE RESPONSABILIDADES POLÍTICAS

A su vez, la diputada de Ciudadanos, María Victoria Domínguez, ha insistido en esta idea, en el sentido de que es "un desastre" la organización de oposiciones "de todo tipo" por parte de la Junta. Asimismo, ha criticado a Vergeles por "chantajear" a los opositores advirtiéndoles acerca de las posibles consecuencias de llevar el proceso a los tribunales, cuando la reclamación es un "derecho" que les asiste.

En su opinión, y tras señalar que "algo está pasando" cuando aprueban solo 4 de casi 1.400 aspirantes, ha pedido una solución, no varias, a un asunto en el que, ha dicho, no ha reconocido que se han cometido "graves errores" y ante el cual ha sugerido que se debería haber pedido un informe que determine lo ocurrido para exigir "responsabilidades políticas a alguien".

Finalmente, la diputada socialista Catalina Paredes ha dicho que se ha quedado en "estado de shock" tras escuchar el "ejercicio de hipocresía y cinismo político" mostrado por los 'populares', a quienes ha acusado de formar parte del gobierno que "más daño" ha hecho a la profesión enfermera en Extremadura con sus "recortes" durante la pasada legislatura.

La parlamentaria socialista, enfermera de profesión, ha dicho que comprende la "desilusión e impotencia" de los opositores, así como sus reivindicaciones, pero ha señalado que esta no ha sido la primera vez que ocurre algo similar y que, tras las explicaciones ofrecidas por Vergeles, se ha demostrado que el proceso se desarrolló "con normalidad".

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies