Medio Ambiente aporta 67 medios aéreos a dispositivos de extinción de incendios forestales

 

Medio Ambiente aporta 67 medios aéreos a dispositivos de extinción de incendios forestales

Incendio forestal
CEDIDA
Publicado 08/07/2016 14:38:06CET

Durante 2015, se realizaron 1.717 intervenciones en la extinción de incendios forestales, en apoyo a los dispositivos autonómicos

MADRID, 8 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente (Magrama) aporta un total de 67 medios aéreos repartidos por todo el territorio nacional para apoyar a los dispositivos de extinción de incendios forestales de las comunidades autónomas, lo que supone cerca del 45% de la capacidad de descarga total. Así se ha dado a conocer en el protocolo de actuación del Ministerio, que apunta que los medios, básicamente medios aéreos de gran capacidad de descarga, estarán repartidos en 37 bases por el territorio peninsular e insular.

De este modo, las cifras de medios aéreos para esta campaña "no se han reducido y se dispondrá del mismo número de efectivos que el año pasado", según han puntualizado a Europa Press fuentes de este Departamento, que añaden que la incorporación de estos medios es "progresiva garantizando la cobertura de las necesidades de las CC.AA., que solicitan al Ministerio los medios concretos que precisan", e insisten en que "los incendios de cierta relevancia ocurridos en las últimas semanas se ha dado el servicio solicitado por las CC.AA. sin ningún problema".

Las mismas fuentes precisan que, en concreto, los medios aéreos de la actual campaña se componen de 18 aviones Canadair con capacidad de descarga de 5.500 y 6.000 litros; 10 aviones de carga en tierra Airtractor 802, de 3.100 litros de capacidad de depósito; 8 helicópteros bombarderos Kamov K32A con capacidad de carga de agua de 4.500 litros; y 19 helicópteros biturbina con capacidad de descarga de 1.200 litros, que se utilizan para el apoyo al trabajo de las brigadas, así como para su transporte.

También disponen de cuatro helicópteros BK 117 para apoyo en actividades de defensa contra incendios; dos aviones de comunicaciones y observación ACO, equipados con material de transmisión de fotografías digitales, a través de telefonía móvil GPRS, y de vídeo continuo, tanto en espectro visible como en infrarrojo, cuyas imágenes fijas se reciben en las Centrales de Operaciones y sirven de ayuda en la toma de decisiones, y los vídeos en las unidades móviles desplazadas sobre el terreno; y seis aviones Fire Boss AT-802, de 3.100 litros de capacidad de depósito que operan por parejas.

Medio Ambiente indica que la distribución de estos medios, que es aprobada por el Consejo de Ministros, responde a los principios de frecuencia y riesgo de incendios y a la experiencia de las campañas anteriores facilitando su pronta respuesta ante cualquier conato de incendio. Asimismo, asegura que todos los medios con los que cuenta el Ministerio están interrelacionados y coordinados desde el Centro de Coordinación de la Información Nacional sobre incendios forestales (CCINIF), organismo encargado de la movilización de medios.

COLABORACIÓN CIUDADANA

En este contexto, ha señalado que, según los últimos análisis, el 54 por ciento de los avisos de incendio forestal se registran gracias a la colaboración ciudadana, siendo también detectados desde los puntos de vigilancia ubicados en zonas de arbolado, o a través de los vigilantes o agentes forestales de las comunidades autónomas.

Son precisamente las Comunidades Autónomas las que, de acuerdo a sus necesidades, solicitan la presencia de medios del Ministerio, a través de dos procedimientos. Por un lado, el denominado 'Despacho automático' en el que, una vez que se conoce el conato de incendio, y si éste se ha originado dentro del perímetro de un radio de 50 kilómetros de la ubicación de una de las bases del Ministerio, y a petición de la Comunidad Autónoma, se envían los medios de dicha base al incendio. Ésto no es válido para los aviones anfibios de gran capacidad y los aviones de Comunicación y Observación, que sólo saldrán a un incendio por orden recibida desde el CCINIF, según el Magrama.

Este tipo de operación se denomina 'despacho automático', que el técnico de base comunica también, de forma inmediata, a la Central de Coordinación del Ministerio. Medio Ambiente señala que, gracias a la agilidad en la respuesta se ha conseguido que muchos incendios no pasen de conatos. Así, durante las últimas campañas estivales se ha constatado que en los medios estatales, el tiempo de llegada del primer medio de extinción es inferior a los 15 minutos en el 46 por ciento de los incendios, y no sobrepasa la media hora en el 81 por ciento de los casos.

El otro procedimiento consiste en el 'ataque ampliado': cuando el incendio reviste mayor gravedad, o cuando se constatan dificultades para su extinción o se prevé que pueda aumentar, las CC.AA. solicitan al CCINIF medios complementarios para ayudar a los dispositivos autonómicos. Este proceso conlleva la autorización del envío de medios por parte del técnico de guardia de la Central de Coordinación, que contacta con las bases ubicadas en las distintas CC.AA. para que se proceda al despliegue de los medios asignados.

El técnico de guardia, especialista en esta materia, es el que decide desde que bases se desplegarán los medios aéreos o humanos solicitados, en base a la simultaneidad de incendios y la movilización de medios que ocurra en ese momento, para que el apoyo sea lo más rápido y eficiente posible. En el momento en que los medios del Ministerio se desplazan a la localidad afectada se ponen bajo las órdenes del Director de Extinción de incendios de la CC.AA. correspondiente, aunque es la Central de Coordinación la que está pendiente de los medios enviados, controla los turnos y el envío de efectivos para reemplazar a los que han cubierto sus tiempos de trabajo.

En coordinación con las Comunidades Autónomas se decide también cuando, dada la importancia del incendio, algunos medios deben pernoctar en la zona, o la desmovilización de los mismos cuando la evolución del incendio lo permite.

ACTUACIONES

Respecto a las actuaciones de medios aéreos, el Magrama ha concretado que, durante el año 2015, realizaron un total de 1.717 intervenciones en la extinción de incendios forestales, en apoyo a los dispositivos de las respectivas comunidades autónomas. En total volaron 4.786 horas en incendio, realizando 23.026 descargas sobre las llamas.

Por otro lado, ha señalado que el número total de siniestros ha descendido un 17 por ciento con respecto a la media del último decenio, mientras que el número de conatos (superficie =1 ha) y el de incendios (superficie > 1ha) representan un descenso del 18 por ciento y un 16 por ciento, respectivamente, de la media del decenio.

Finalmente, en materia de superficies afectadas, éstas también bajan con respecto a la media un 7 por ciento en superficie arbolada y un 5 por ciento en superficie forestal. La diferencia respecto a los porcentajes de números de incendios se debe a la importancia en superficie afectada que tuvieron en concreto tres grandes incendios forestales de 2015 (Luna, Quesada y Acebo) que afectaron a cerca de 24.000 has de superficie forestal.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies