El alcalde de Vilariño de Conso defiende que "nunca ha levantado un reparo en beneficio propio"

Actualizado 24/05/2017 17:00:05 CET

Señala que no sabía que "tuvieran tanta trascendencia" a pesar de que la secretaria le advirtió de "consecuencias legales"

   OURENSE, 24 May. (EUROPA PRESS) -

   La secretaria del Ayuntamiento de Vilariño de Conso (Ourense) ha confirmado en la Audiencia Provincial que "explicó varias veces" al alcalde Ventura Sierra que tenía que cambiar el sistema de contratación de trabajadores temporales entre los años 2012 y 2013 porque el procedimiento usado hasta ese momento "tendría consecuencias legales".

   Mientras, el regidor ha explicado que no "pensaba que tuvieran tanta trascendencia los reparos" presentados por la secretaria a las contrataciones y ha defendido que "nunca ha levantado un reparo en beneficio propio".

   Así lo ha señalado en la primera jornada del juicio en el que se le juzga por un supuesto delito de prevaricación y falsedad documental en relación a 29 contratos realizados en ese período. Supuestamente el alcalde no siguió un procedimiento legal de convocatoria, publicación de bases en el tablón y concurso de méritos.

   Para la Fiscalía y la acusación particular el edil "elegía según su libre voluntad" a la persona que quería contratar, con el requisito de que fuera "preferiblemente de Vilariño de Conso" e "ignorando los principios de igualdad, mérito y capacidad", tal y como establece la Ley.

   En su declaración de este miércoles la secretaria del Ayuntamiento ha asegurado que "en varios informes" explicó al alcalde que "no se respetaba el principio de igualdad" para trabajar en la administración pública", sin un concurso u oposición.

   Además, en varios reparos le incidió en que los contratos temporales "debían ser por necesidades urgentes o en sectores estratégicos". "Le advertí de que la falta de procedimiento de contratación tendría consecuencias legales", ha abundado la secretaria momentos antes de considerar que el edil "creía que estaba justificado lo que hacía".

   En su declaración Ventura Sierra ha explicado no tener "ningún asesor jurídico de confianza", por lo que creyó que el levantamiento de los reparos para hacer frente a pago de las nóminas de los trabajadores temporales "solucionaba los contratos" y los reparos de la secretaria.

   Los reparos formulados por la secretaria-interventora para el pago de las nóminas supuestamente habrían sido levantados por parte del regidor para hacer efectivos los sueldos.

CANDIDATOS

   El edil ha explicado que para cubrir los puestos de trabajo se solicitaban candidatos a la Oficina de Empleo de Viana do Bolo y que se admitía a las personas que "reunían las condiciones" para el puesto de trabajo.

   También ha abundado en que las contrataciones pretendían ofrecer trabajo a vecinos que estaban en paro, que llevaban tiempo sin ser contratados en el Ayuntamiento o que tenían necesidades familiares y que se ofreció trabajo a personas de otros ayuntamientos cuando "presentaban un currículum superior".

   Por otra parte, ha justificado los contratos a pesar de las limitaciones impuestas para contratar en la administración local en que "seguían llegando subvenciones al Ayuntamiento" y que si no se hacían los contratos "se dejaban de recibir" estas partidas económicas.

LOS CONCEJALES DE LA OPOSICIÓN

   En el juicio declararon como testigos los tres concejales (uno independiente y dos del PSOE) que presentaron la denuncia en febrero de 2014. Todos ellos han coincidido en que entre 2012 y 2013 "no hubo ninguna publicación de oferta de empleo público" en el Ayuntamiento.

   En su declaración el independiente D.D. ha considerado que el alcalde "contrataba a dedo a la gente que quería" porque no había ofertas en el tablón de empleo ni "bases para contratar" y ha constatado "no tener constancia" de que se hicieran entrevistas de trabajo durante ese período.

   También ha coincidido con los socialistas R.B. y F.G. en que la oposición llevó al pleno del Ayuntamiento "en dos ocasiones" unas bases para sentar los procesos de contratación, pero que "fueron rechazadas por la mayoría" de Ventura Sierra.

   A continuación declararon como testigos diferentes trabajadores el Ayuntamiento, encargados de las brigadas de incendios y servicios locales, la mayoría no recordaba haber pasado ninguna entrevista de trabajo en esas fechas, aunque reconocieron que ya habían trabajado en ocasiones anteriores para el municipio.

   La Fiscalía reclama para el edil, de baja en el PP desde la apertura del juicio oral, cinco años de cárcel y 14 de inhabilitación. La acusación particular también solicita el pago de las costas, mientras que la defensa pide la libre absolución del acusado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies