Almuiña cree que "no existen razones sociales o de salud" que "justifiquen un comercio legal del cannabis"

Foro sobre el cannabis en Catoira (Pontevedra)
XUNTA
Actualizado 24/11/2017 12:04:05 CET

El conselleiro de Sanidade llama a ser "precavidos" frente a los "movimientos que tratan de normalizar aún más su consumo"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 24 Nov. (EUROPA PRESS) -

   El conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, ha afirmado este viernes que "no existen razones sociales o de salud" que "justifiquen o favorecen un comercio legal del cannabis, como pretenden los promotores de este mercado" que, ha sostenido, "utilizar técnicas, ya conocidas, similares a las que durante años utilizaron las empresas tabaqueras".

   Así lo ha manifestado en el acto de inauguración del I Congreso Internacional sobre cannabis y sus derivados: salud, educación y ley' que este viernes y sábado se celebra en Catoira (Pontevedra). "Tenemos que ser precavidos frente a los movimientos que tratan de normalizar aún más su consumo", ha advertido el titular de Sanidade, quien ha recalcado que la misión de los gestores sanitarios "es proteger a la juventud".

   Almuiña ha comentado que "igual que ocurre con otras sustancias psicoactivas, cuyo consumo está muy normalizado y que son las que dan mayores problemas de salud pública, existe una relación directa entre la tolerancia social, la normalización del consumo y las prevalencias de uso en edades jóvenes".

   Al respecto, el conselleiro ha añadido que en la actualidad "se conoce bien la relación entre el consumo de cannabis en estas edades con algunas alteraciones en el desarrollo del sistema nervioso central, el fracaso escolar y otras anomalías".

   "Y si le añadimos además otros problemas, como la psicosis, los accidentes de tráfico o conductas sexuales de riesgo, podemos tener una imagen clara del problema al que nos enfrentamos y que, como responsables de salud pública, no debemos sobrevalorar pero tampoco trivializar", ha apostillado.

MOTIVACIÓN

   Para el conselleiro de Sanidade, "al igual que ocurre con los promotores de productos de tabaco, alcohol o juego online" se debe "tener siempre en mente que, aunque los argumentos se revistan de aparentes razones altruistas o liberadoras", el "principal afán de estos comercios es el propio enriquecimiento, a costa de la salud de los consumidores, personas jóvenes en su mayoría".

   "Tenemos claro que detrás de muchos movimientos procannábicos se esconden intereses económicos que buscan clientes cautivos de procesos adictivos", ha sostenido Almuiña en su intervención.

   En relación al supuesto efecto terapéuticos del cannabis, el titular de Sanidade de la Xunta ha señalado que "la prescripciónde una terapia farmacológica es competencia exclusiva de los profesionales sanitarios". "Y, como no podía ser de otro modo, cualquier fármaco debe ser puesto en el mercado siguiendo los canales de evaluación de eficacia y seguridad que marca la normativa", ha abundado.

CONSUMO

   Sobre el uso como sustancia psicoactiva, Sanidade ha indicado que los números "son claros y semejantes" en Gaicia y otras comunidades autónomas y europeas. El conselleiro ha indicado que "más del 35 por ciento de la población gallega de 15 a 65 años reconoce haber consumido cannabis alguna vez en su vida, y el 2,1% lo hace a diario".

   "Si nos referimos a la población de 14 a 18 años, la encuesta ETUDES revela que uno de cada siete de nuestros adolescentes, algo más del 13%, reconoce haber consumido cannabis en los 30 días anteriores al momento de la encuesta", ha indicado.

   Almuiña ha manifestado, además, que durante 2016 en Galicia "casi 1.500 pacientes fueron atendidos por el sistema asistencial gallego por presentar problemas derivados del consumo de cannabis". "Y un número no despreciable de pacientes, sobre todo en población juvenil, fueron atendidos en centros hospitalarios por reacciones adversas graves, sobre todo psicosis, incluyendo crisis esquizofrénicas", ha concluido.

   Galicia cuenta, ha recordado el titular de la cartera sanitaria, con un programa de formación específica sobre este tema, dirigido a los sanitarios, "con el fin de proporcionarles herramientas para detectar consumos en su inicio e información para romper todos los mitos que giran sobre esta sustancia desde las consultas".