El Ayuntamiento de Vigo dice que "inicialmente" sólo una de las empresas incendiadas en O Gorxal tenía licencia

Actualizado 08/09/2008 16:43:00 CET

El río Lagares y Samil ya están libres de contaminantes y se confirma la recogida de 300 kilos de peces muertos

VIGO, 8 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, confirmó hoy que "en una revisión inicial" de la situación de las empresas afectadas por el incendio de O Gorxal, ocurrido este fin de semana, se ha constatado que sólo una de las firmas tiene licencia de actividad.

En una rueda de prensa celebrada tras mantener una reunión con el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, el regidor vigués explicó que la empresa QuimiZor, donde se originó el incendio, tiene en vigor una licencia para almacenamiento de detergentes, aunque "no aparecen" las licencias de actividad de las otras diez empresas que tenían instalaciones en esa nave, que podrían estar en fase de tramitación, renovación o no existir.

Caballero explicó que la nave, de 6.000 metros cuadrados de planta, tiene actividad industrial desde 1998 y que no dispone de sistemas de detección ni extinción de incendios, ya que según la normativa vigente cuando empezó a funcionar, no eran preceptivos. No obstante, confirmó que sí estaba conectada al sistema de saneamiento municipal, obligada por el propio Ayuntamiento, y que se asienta en una parcela calificada como suelo industrial.

Esta mañana se desplazaron al lugar del siniestro, en la parroquia viguesa de Cabral, los técnicos de Urbanismo, que confirmaron los "daños serios e irreversibles" en la estructura de la nave, cuya parte superior ya fue demolida ayer.

A ese respecto, el alcalde señaló que se pedirá un permiso a la autoridad judicial, que mantiene la custodia del inmueble, para demoler uno de los muros laterales y unas planchas que pueden derrumbarse.

El alcalde explicó que, según los primeros informes, el fuego tuvo su origen en la empresa QuimiZor, de fabricación de productos de limpieza, y se propagó a un almacén en el que se acumulaba material químico altamente combustible, a través de las juntas de dilatación y de unos huecos que comunicaban la parte alta y la baja de dicha nave.

CONSECUENCIAS MEDIOAMBIENTALES

Por otra parte, el conselleiro de Medio Ambiente, Manuel Vázquez, confirmó que los niveles de PH y de detergente del río Lagares y de la playa de Samil, afectados por un vertido que tuvo su origen en la nave incendiada, ya están "absolutamente normalizados".

De hecho, la bandera roja que ayer ondeaba en Samil, inundada por la espuma, ha pasado esta mañana a ser amarilla y, a partir del mediodía, verde, por lo que las aguas se consideran aptas para el baño.

Vázquez reiteró que los tres agentes contaminantes que llegaron al río (lejía, detergente y alcoholes) provocaron una alta mortalidad de fauna piscícola, y que los técnicos del Ayuntamiento y de la Consellería retiraron 300 kilos de peces muertos.

Asimismo, se retiraron 28.000 litros de aguas contaminada, que será tratada en Sogarisa. No obstante, el conselleiro aclaró que las sustancias son biodegradables y que no se detectaron compuestos peligrosos para la salud, como los hidrocarburos o los peróxidos.

Asimismo, confirmó que a partir de mañana, los técnicos de ambas administraciones analizarán medidas de regeneración y evaluarán si otras especies no piscícolas resultaron afectadas. Manuel Vázquez manifestó su esperanza de que lo ocurrido sea un "punto de partida" para favorecer la regeneración del río Lagares, aunque precisó que su departamento lleva meses trabajando en la detección y eliminación de puntos de vertido a este caudal.

EFECTIVOS DE LIMPIEZA Y ANÁLISIS

El conselleiro explicó que, en el momento de máximo nivel de contaminación del Lagares, los niveles de PH el agua estaban en 9,6, y la concentración de sales --conductividad-- era de 10.440, y que, tras producirse la limpieza, en la actualidad los niveles son de 7 y menos de 200 en estos valores.

Con respecto a la concentración de detergentes, Vázquez ratificó que los niveles son "inapreciables", tanto en el río como en la playa de Samil. De hecho, el alcalde ratificó que esta mañana se había retirado la bandera roja del arenal, y que a mediodía ya se había izado la bandera verde, que informa de que el agua es apta para el baño.

Según Caballero, desde que se inició la crisis se movilizó a más de 250 personas, entre Bomberos, Policía Local, Voluntarios, Seprona, operarios de Tragsa, del Ayuntamiento, etc. Muchos de estos trabajadores desarrollaron su labor en el curso del río, con la colocación de diques y limpieza del cauce, así como en la playa de Samil, que estuvo ayer inundada de espuma durante diez horas.

El alcalde también explicó que, debido a la ausencia de una vía perimetral en el recinto, los bomberos tuvieron una dificultad añadida al extinguir el incendio ya que "sólo pudieron atacarlo por una fachada", y recordó que, precisamente la zona de difícil acceso era la que más riesgo corría por la presencia de una masa forestal y dos gasolineras en las inmediaciones.

REUNIÓN CON TRABAJADORES

Por otra parte, Abel Caballero confirmó que esta tarde habrá una reunión en la que participarán él mismo; el teniente de alcalde, Santiago Domínguez; responsables de la Consellería de Industria, de Traballo y de Medio Ambiente; sindicatos y empresarios afectados, para evaluar la situación y buscar medidas que permitan reanudar su actividad.

Según Caballero, la nave albergaba un total de 11 empresas que se dedicaban, entre otras actividades a la distribución de bebidas, productos de limpieza, telefonía móvil, transportes, y al sector de electrodomésticos. Además, explicó que estas empresas dan trabajo directo a 110 personas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies