El BNG, "escéptico", cree que Zapatero busca "recuperar oxígeno", aun premiando a los derrotados del PSM

Actualizado 20/10/2010 16:52:03 CET

Los nacionalistas piden un "cambio de guión, no de actores" en las políticas del Gobierno central

SANTIAGO/MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, sostiene que la remodelación del Gobierno acometida por el presidente José Luis Rodríguez Zapatero, así como los pactos con PNV y CiU, ponen de manifiesto la intención del líder del PSOE de "recuperar oxígeno" para las generales de 2012, aunque también le llama la atención que se apoye precisamente en los derrotados de las primarias del PSM: Trinidad Jiménez, Alfredo Pérez Rubalcaba y José Blanco.

También el máximo representante del Grupo Parlamentario del BNG, Carlos Aymerich, ha mostrado su "escepticismo" por la remodelación, puesto que considera que "lo que hay que cambiar son las políticas, no las personas"; al tiempo que ve "frivolidad" en nombramientos como el de Leire Pajín como ministra de Sanidad.

Así, el portavoz del BNG en la Cámara gallega advierte de que lo necesario es un cambio de rumbo en las políticas de Zapatero, el cual "no ocurre" con los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para el próximo año y para los que el Bloque pidió su devolución.

En esta misma línea se ha mostrado el portavoz del BNG en el Congreso, Francisco Jorquera, quien, en declaraciones en el Congreso, comentó que la remodelación supone admitir lo que el PSOE "negaba enfáticamente hasta ayer", y es que al Ejecutivo le faltaba impulso. También ve una rectificación en la supresión de dos ministerios, después de que la oposición lo viniera reclamando. "Es un paso positivo, aunque dado a destiempo", aseguró.

Así las cosas, Jorquera ha abundado en que "lo más importante para el BNG no son los cambios de nombres y de personas, sino que lo verdaderamente relevante es el cambio de rumbo de las políticas de Gobierno". "No vale el cambio del reparto de actores cuando no se cambia de guión".

"Tanto el Gobierno estatal, como el gallego, aplican las mismas políticas de reajuste social y de las mayorías a costa del 99 por ciento de la población que vive de su trabajo y esfuerzo", ha recalcado en declaraciones a los medios Carlos Aymerich, para remachar que "esta remodelación no va a cambiar para nada las políticas, ni la salida de la crisis".

"MALA DIRECCIÓN"

Para el parlamentario en la Cámara Baja, la remodelación apunta en la "mala dirección", ya que "muchos de los ministros que caen son aquellos que eran el blanco de las críticas de los sectores más conservadores, de la derecha política y social".

Carlos Aymerich ha insistido en que "lo fundamental no es que cambien las personas, sino las políticas" y constata que "no parece que esa sea la intención de Zapatero". "Tras la remodelación se mezclan pugnas de poder internas en el PSOE", ha advertido.

Así, considera "preocupante" que esas "pugnas" se resuelvan "a costa de determinados departamentos ministeriales", al respecto de lo que ha puesto como ejemplo el de sanidad.

"FRIVOLIDAD"

"Es un buen ejemplo, seguro que mucha gente quería sacar del aparato del PSOE a Pajín, pero ponerla en Sanidad quizás no sea la mejor decisión", ha reflexionado el diputado del Bloque, quien considera una "frivolidad" actuar de ese modo.

Para el parlamentario nacionalista, es un "conejo que se saca de la chistera" Zapatero, una "cortina de humo" que, a juicio del diputado del Bloque, es "similar" a la que "hace (Alberto Núñez) Feijóo" en Galicia.

En este sentido, lamentó que para el presidente gallego la "gran noticia" de este miércoles sea la creación de la agencia tributaria gallega, porque --a su juicio-- lo "fundamental" es que se "recorta" en sanidad, servicios sociales, cultura y lengua.