Caballero toma posesión como alcalde de Vigo y dice que el BNG será "grupo de referencia para diálogo y acuerdo"

Investidura De Abel Caballero En Vigo
EUROPA PRESS
Actualizado 11/06/2011 16:39:07 CET

Los nacionalistas advierten de que su apoyo "no es un cheque en blanco" y el PP augura un gobierno "débil" e "inestable"

VIGO, 11 Jun. (EUROPA PRESS) -

El candidato del PSOE a la alcaldía de Vigo, Abel Caballero, ha tomado posesión de su cargo como regidor, gracias a los 11 votos de su grupo y a los tres apoyos del BNG en un pleno celebrado en el auditorio municipal, ante el que ha declarado que los nacionalistas serán "el grupo de referencia para el diálogo y el acuerdo".

Caballero ha afirmado en su discurso que respeta la decisión del BNG de no reeditar el pacto de gobierno, pero ha manifestado su "voluntad de tomar decisiones compartidas". Asimismo, ha asegurado que el próximo gobierno local será "estable" y que tendrá una "ilimitada disposición al diálogo".

Según el alcalde socialista, su prioridad será, en los próximos cuatros años, "el empleo y la salida de la crisis", para lo que ha reclamado el trabajo conjunto de todos los corporativos, al tiempo que ha recordado que "Vigo es y será siempre lo primero". "Sólo los imbéciles y oscuros llaman a esto localismo", ha sentenciado, usando una expresión del himno gallego.

Caballero también ha reclamado un "golpe de timón" a la Xunta, y ha anunciado que, si cambia sus políticas con respecto a la ciudad olívica, "tendrá en el alcalde un gran aliado". "Reclamamos a todos que pongan a Vigo lo primero, entonces sí que nos entenderemos", ha subrayado, y ha terminado su intervención como regidor recién proclamado con un "¡Viva Vigo y viva Galicia!".

BNG Y PP

Por su parte, el candidato del BNG, Santiago Domínguez, ha justificado la decisión de apoyar la investidura de Caballero para "evitar que la derecha gobierne la ciudad", y ha recordado que los nacionalistas se quedarán en la oposición "porque los vigueses decidieron que debe ser la fuerza que más creció en apoyo social la que gobierne".

No obstante, Domínguez ha reiterado que los votos de los tres ediles nacionalistas en este pleno "no son un cheque en blanco para Caballero". De hecho, ha recordado al alcalde que el PSOE gobernará Vigo "porque el BNG evita que lo haga el PP".

El edil nacionalista ha insistido en que "ahora la estabilidad del gobierno no depende del BNG, sino de que el gobierno entienda que está en minoría y que tiene que tener acuerdos y un diálogo constante".

La candidata del PP, Corina Porro, ha reclamado "hasta el último segundo" su "legítima aspiración" a gobernar Vigo, como cabeza de la lista más votada, y ha lamentado que la voluntad de casi el 43 por ciento de los electores "queda anulada por los votos de un BNG que ya se rindió en el bipartito y que lo vuelve a hacer ahora".

Así, Porro ha constatado que "no hay una mayoría sólida ni un acuerdo estable", por lo que "Vigo pasará de un bipartito mal estructurado a un monopartito débil". "Vigo será la ciudad más inestable políticamente de Galicia y de España", ha augurado.