La Catedral de Santiago abre su exposición sobre el Códice Calixtino con la "ocasión única" de contemplar el original

Original del Códice Calixtino expuesto en la Catedral de Santiago
EUROPA PRESS
Actualizado 23/08/2012 16:45:11 CET

El archivero deja abierta la puerta a que el Códice pueda exponerse en el futuro a visitas "restringidas" dentro de la urna de seguridad

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 23 Ago. (EUROPA PRESS) -

Una sala del Pazo de Xelmirez, anexo a la Catedral de Santiago, acoge desde este jueves la exposición 'Códice Calixtino', una muestra didáctica que posibilita al público la "ocasión única" de contemplar el original de este libro del siglo XII y conocer su contenido.

La muestra, que ha sido inaugurada oficialmente a las 13.00 horas, se ha conformado en un "tiempo record" tras la localización a inicios del mes de julio del Códice Calixtino, que había sido robado hacía un año de la Catedral de Santiago y que pasó 12 meses oculto en un garaje de O Milladoiro.

Tal y como ha recordado el deán de la Catedral, José María Díaz, la rocambolesca historia del robo y la aparición del Códice ha despertado "mucho interés", lo que llevó al Arzobispo de Santiago, Julián Barrio, a "empeñar su palabra" de que podría contemplarse el original durante algunos días. "Y un deseo del arzobispo es una orden", ha sentenciado el deán.

Así las cosas, los interesados en contemplar esta obra podrán acudir desde este jueves y hasta el domingo al Pazo de Xelmírez, entrando por la Catedral, entre las 11.00 y las 14.00 horas y entre las 16.00 y las 20.00 horas --el domingo sólo de mañana--. La entrada será gratuita.

Estos días, el Códice estará en una urna antibalas, fabricada especialmente para la ocasión. A partir del lunes, el original del Códice será sustituido por un facsímil, principalmente por el alto coste que genera la exposición del original. En el Pazo de Xelmírez quedarán también hasta fin de año los paneles informativos sobre distintos elementos del Códice y una versión digital que permite conocer, página a página, este libro.

EXPOSICIÓN DIDÁCTICA

El objetivo del Cabildo catedralicio, que financia al 100 por cien la muestra, es lograr una exposición "didáctica y pedagógica sobre el verdadero contenido y significación del Códice", ha indicado José María Díaz, quien ha detectado, tras su reaparición, un "gran desconocimiento" sobre la pieza.

Por ello, además de paneles informativos, los asistentes podrán ver un facsímil del Tumbo A y el original de la Historia Compostelana de Diego Xelmírez, del siglo XV, abierto por la página en la que habla del Códice Calixtino. Asimismo, también están presentes traducciones de la pieza y estudios sobre la misma.

Sobre los motivos por los que el Códice sólo se expondrá cuatro días, José María Díaz ha destacado que la seguridad es "una cosa muy cuantiosa" y que entraña riesgos, dado que "las bandas de ladrones siempre van por delante". Por eso, ha confiado en que "el Apóstol Santiago lo proteja" en el estado en el que está actualmente, "magníficamente conservado" e "intacto".

Por su parte, el actual archivero, Segundo Pérez, ha dejado abierta la puerta a que el Códice pueda exponerse en el futuro, a visitas "restringidas" dentro del propio archivo, aprovechando la urna de seguridad que se ha hecho para tal fin. Asimismo, ha informado de que la Xunta prepara en el Gaiás una exposición sobre Códices de Galicia.

UNA PIEZA MAESTRA

En la inauguración oficial de la muestra han estado presentes numerosas personalidades, como el conselleiro de Cultura, quien lo ha elogiado como "una de las piezas maestras del patrimonio bibliográfico mundial" y "parte esencial de la cultura jacobea y de la identidad gallega".

Por su parte, el delegado del Gobierno, Samuel Juárez, ha señalado que la recuperación del libro medieval tuvo como "efecto positivo" su difusión entre "muchas personas que no lo conocían" y que ahora podrán profundizar en su contenido e importancia.

Finalmente, el arzobispo de Santiago, Julián Barrio, ha felicitado a los organizadores de la exposición con la que "se realiza un sueño después de un año de incertidumbre". Tras destacar el Códice Calixtino como una "obra de valor inapelable", Julián Barrio ha mostrado la determinación de la Iglesia por "mantener el patrimonio histórico artístico en su función original".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies