La Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios suspende las maniobras en Barro

Cartel con el programa de la Hermandad de Caballeros de la Legión
HERMANDAD DE CABALLEROS DE LA LEGIÓN
Actualizado 05/04/2018 18:26:28 CET

   PONTEVEDRA, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

   La Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios, cuya delegación provincial en Vigo promovió las IV Maniobras simuladas Millán Astray en el municipio pontevedrés de Barro, ha suspendido "provisionalmente" las jornadas programadas para el último fin de semana de abril ante, asegura, la "artificial disputa política con fines meramente electoralistas provocada por causas ajenas" a esta entidad "apolítica".

   Fuentes de la Hermandad han explicado a Europa Press que se trata de una actuación derivada de la polémica por los carteles que imprimió la Diputación de Pontevedra y que se produce después de que, como había avanzado el alcalde de la localidad, se comunicase la prohibición de utilizar cualquier espacio público para sus actividades.

   Además, en un comunicado, la entidad de veteranos, que reivindica que está "legalmente constituida", ha indicado que se aplaza esta actividad "hasta que amaine este incendio de intransigencia y desconocimiento históricos por parte de algunos responsables políticos que ya están en campaña de agitación electoral".

   Además de advertir de que en próximos días "evidenciará todas las mentiras y errores cometidos por aquellos que han deseado convertir una simple reunión de veteranos legionarios en una tormenta de odio y sectarismo", la Hermandad asegura que mostrará "pruebas irrefutables" de lo que dice.

   En el comunicado, los veteranos han explicado que las maniobras "estaban y están pensadas como un encuentro de confraternización, como una jornada de hermanamiento, pero no como un acto de exaltación de su figura (Millán Astray)". "Simplemente su presencia en el cartel y su nombre es en reconocimiento de la importancia que tienen en nuestras vidas como Fundador de La Legión que es", justifican y añaden que este militar ha sido objeto de "difamaciones notoriamente injustas".

   En este sentido, la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios reivindica la figura del general "como gloria gallega y española" y ha puesto el acento en su labor de escritor o traductor de libros. Además, defienden que "no fue general franquista, ni general fascista".

POLÉMICA POR LOS CARTELES

   La organización de las jornadas cobraron relevancia cuando la Diputación de Pontevedra difundió un comunicado en el que reconocía haber impreso 200 carteles del evento, pero posteriormente, había retirado la colaboración al percatarse de que incluía la imagen del general Millán Astray.

   La impresión de los carteles fue solicitada por la Hermandad y, según denunció el organismo provincial presidido por Carmela Silva, se "ocultó" a propósito el nombre del evento. Esto motivó que la Diputación, que imprimió otros 200 sin su marca, pidiese la retirada de los carteles con su logotipo y llegó a proponer un intercambio de letreros (de los viejos a los nuevos) que nunca se llegó a producir.

   Además de la marca de la Diputación, también se incluyó la del Ministerio de Defensa, lo que ha motivado que En Marea preguntase en el Congreso y en el Senado por esta cuestión, a través de varias iniciativas, en las que acusa al departamento que dirige María Dolores de Cospedal de "patrocinar un cartel que incurre un ensalzamiento franquista".

   La senadora Vanessa Angustia y la diputada Alexandra Fernández dirigen una batería de preguntas a Defensa para saber "qué criterios sigue para patrocinar actos u homenajes filo franquistas y para demandarle que retire su colaboración de las jornadas".

   No obstante, fuentes del Ejército de Tierra han explicado a Europa Press que estaba previsto, pero "no confirmado", un apoyo de tipo logístico por parte de la Brigada Ligera Aerotransportable (Brilat) de Pontevedra.

   Además, las fuentes consultadas han asegurado que no había ninguna "subvención" del Ministerio de Defensa a las jornadas y que no se autorizó la inclusión del logotipo, toda vez que la organización tampoco se dirigió a este departamento para solicitar colaboración y, por lo tanto, no se conocía la existencia de las jornadas.

Contador