La instrucción del caso Pescanova llega a su recta final

Actualizado 02/10/2017 10:44:45 CET

   En la causa hay más de 20 investigados, entre ellos la antigua cúpula directiva, con Fernández de Sousa al frente

   VIGO, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

   La investigación judicial que se sigue contra la antigua cúpula directiva de Pescanova, con Manuel Fernández de Sousa a la cabeza, por falsear las cuentas de la empresa, se acerca a su conclusión, toda vez que el próximo 6 de octubre finaliza el plazo de instrucción dado por el magistrado de la sala de instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, José de la Mata.

   Según fuentes jurídicas consultadas por Europa Press, una vez que el juez de la Mata rechazó en junio prorrogar la instrucción (aunque entonces dio cuatro meses de plazo para llevar a cabo unas diligencias relacionadas con el supuesto desvío de dinero de Fernández de Sousa y su familia a Andorra), la causa encara su recta final, a la espera de que se dicte el auto de apertura de juicio oral.

   El magistrado reclamará a las partes personadas sus escritos de acusación, que se trasladarán a los investigados (más de una veintena) para que formulen sus escritos de defensa. Una vez superado ese trámite, las actuaciones se trasladarán a la sala de lo Penal para que fije la fecha del juicio.

   No obstante, algunas de las acusaciones personadas, como el caso del letrado Joaquín Yvancos, que representa a accionistas minoritarios de Pescanova, sostienen que, dadas las características del proceso, la gran cantidad de investigados y el largo período de instrucción (cuatro años), no es probable que el “macrojuicio” se celebre antes de un año.

   En esa causa están procesados el expresidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa; su mujer, Rosario Andrade; sus hijos Pablo e Ignacio; varios exconsejeros, entre los que están Fernando Fernández de Sousa o Alfonso Paz Andrade; directivos responsables de las finanzas de la pesquera; o administradores de empresas vinculadas a Pescanova, entre otros.

   Además de los supuestos delitos de falsedad documental y falseamiento de cuentas y de información económica, la Audiencia Nacional investiga la posible comisión de estafa, o blanqueo, entre otros tipos penales.

CUATRO AÑOS DE INVESTIGACIÓN

   En marzo de 2013 se suspendió la cotización de Pescanova en bolsa, tras detectarse irregularidades en su contabilidad. Ése fue el punto de inicio de un largo proceso, que ha incluido un concurso de acreedores, y que ha desembocado en la refundación de la empresa, ahora en manos de la banca como Nueva Pescanova, separada y enfrentada judicialmente con la 'vieja' Pescanova (convertida en una mera sociedad de cartera).

   Pero la larga travesía por el desierto de la pesquera gallega no ha tenido solo variables financieras y empresariales, sino también judiciales, ya que gran parte de su antigua cúpula directiva está siendo investigada por la Audiencia Nacional, por sus actividades en los últimos años al frente de Pescanova, que acabaron dejando un 'agujero' patrimonial de más de 2.000 millones de euros.

   Durante el proceso judicial, se impuso el pago de una fianza civil solidaria que superaba los 270 millones de euros y se decretó el embargo de los bienes de Fernández de Sousa y de los exdirectivos de la empresa.