El Parlamento gallego salda la polémica sobre la interpretación de la sentencia de la Gürtel con una nota aclaratoria

Junta de portavoces del Parlamento de Galicia
Europa Press
Actualizado 12/06/2018 15:40:45 CET

El PP ve "normal" que el presidente del Parlamento "se apoye" en los servicios jurídicos y defiende su actuación

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 12 Jun. (EUROPA PRESS) -

   El presidente del Parlamento, Miguel Santalices, ha trasladado a la mesa y a la junta de portavoces una "nota aclaratoria" de los servicios jurídicos en relación con la información que él mismo solicitó al letrado oficial mayor de la Cámara la pasada semana, según asegura, con anterioridad al pleno.

   En respuesta a esta "nota aclaratoria", que está fechada este lunes 11 de junio, los portavoces de la oposición han advertido de que sus grupos no van a aceptar "ninguna mordaza" en el hemiciclo, mientras que el PP ha considerado "normal" que Santalices "se apoye" en los servicios jurídicos y ha defendido su actuación "en líneas generales".

   En concreto, la nota, que ha sido entregada a los grupos y también a los medios de comunicación, concluye que "las expresiones consultadas por la presidencia, tales como 'el Partido Popular es un partido corrupto', 'el Partido Popular ha sido condenado por corrupción' y parecidas, podrían dar lugar a llamadas al orden (*) en la medida en que infrinjan los deberes de cortesía y respeto del orden parlamentario (...)".

   En una primera conclusión establece que "parece evidente la libertad de crítica política de los hechos descritos en la sentencia", aunque "puede dar lugar a la intervención presidencial cuando se hacen imputaciones delictivas a sujetos que no son condenados por delitos".

   Además, a través de una nota de prensa, el Parlamento explica que el informe jurídico, en su momento, "no se trasladó a los grupos parlamentarios porque hacerlo podría ser interpretado como un intento de limitar la libertad de expresión" de los diputados.

   Cuando fue mencionado por Santalices en el pasado pleno, los tres grupos de la oposición reclamaron la convocatoria de una junta de portavoces con carácter urgente para abordar este asunto.

   El comunicado del Parlamento difundido este martes añade que "lo habitual es que el contenido" de "consultas" de este tipo "no alcance trascendencia pública", argumento que ha sido utilizado también por el portavoz parlamentario de los populares gallegos, Pedro Puy, al ser preguntado al respecto.

"PAGA CON MORDAZA LA CAMPAÑA DE FEIJÓO"

   "El Parlamento de Galicia paga con mordaza la campaña de Feijóo en Madrid", ha aseverado el portavoz de En Marea en el Pazo do Hórreo, Luís Villares, en su comparecencia ante los periodistas tras la junta de portavoces de este martes.

   Villares ha censurado la actuación de Santalices, contra la que, según ha indicado, su grupo remitió un escrito "de queja" por cómo dirige los plenos. "No se puede hablar mal de los amigos de Santalices", ha recriminado.

   En esta línea, ha reprochado que hay expresiones, como que "el PP es un partido condenado por corrupción", que "se pueden decir en el Parlamento español y no en el gallego", algo que le ha servido para concluir que "la mayoría absoluta", en Galicia, "se utiliza para amordazar".

   "En Marea pidió el informe del 4 de junio y recibimos una nota aclaratoria", ha confrontado, antes de advertir de que, "no conformes", seguirán reclamando el documento.

   Por último, cuestionado sobre cómo actuarán ahora los parlamentarios de la formación rupturista, ha avisado de que "no van a cercenar" su libertad de expresión. "No vamos a colaborar con el escaparate de Feijóo y con que el Parlamento sea una balsa de aceite a costa de esto", ha subrayado.

   Así, ha sentenciado que si el presidente les expulsa de las sesiones "por decir la verdad", ellos estarán "bien en la calle".

"ABSURDO E INÚTIL PONER PUERTAS AL CAMPO"

   Al "informe fantasma" del 4 de junio también se ha referido el portavoz del PSdeG en la Cámara, Xoaquín Fernández Leiceaga, para quien es "bastante absurdo e inútil intentar ponerle puertas al campo".

   La sentencia de la Gürtel, según ha incidido, ha "condenado por corrupción" al PP, y "que esto no pueda decirse en un foro donde la libertad de expresión debía estar más protegida" es algo que ve reprobable.

   Por ello, ha asegurado que los socialistas no se van "a someter a esos criterios", si bien ha precisado que él intenta "no afectar al decoro ni a la dignidad" de los integrantes de la Cámara.

   Para el socialista, el del presidente del Parlamento es un "intento parcial", pues "solo pretende proteger al PP" y no se comportó de este modo, según ha señalado, cuando el jefe del Gobierno gallego se refirió recientemente a una condena en los 80 al PSOE y "no fue llamado al orden".

   Leiceaga ha constatado que Santalices será quien "tendrá que decidir" si aplica algún artículo del reglamento y "hasta dónde" lo aplica. "Sería bueno", ha opinado, que aceptase un "uso amplio" del concepto de libertad de expresión.

   Por su parte, ha admitido "dificultades" para "ir más allá", puesto que el debate parlamentario "raramente" está "sujeto a un control judicial" y la justicia es "renuente a intervenir" en este, ya que está "sometido a sus normas".

"VULNERACIÓN DE LA LIBERTAD DE EXPRESIÓN"

   Mientras, la viceportavoz del BNG, Olalla Rodil, ha cargado contra la "vulneración del derecho de la libertad de expresión" y ha dado la bienvenida, con ironía, a "1984 y el Ministerio de la Verdad de George Orwell".

   El Bloque "no va a aceptar ninguna mordaza en el Parlamento gallego" y analizará las "medidas oportunas", puesto que entiende que esta actuación del presidente es "escandalosa y antidemocrática", al "instrumentalizar" a los servicios jurídicos para "amordazar" a los grupos y "de una manera preventiva".

   El fallo de la Audiencia Nacional, "el primero de muchos", ha subrayado la nacionalista, "condena al PP por corrupción, por tanto el PP es un partido corrupto". "La realidad no va a cambiar por que el PP quiera censurarla", ha resuelto.

"CONLLEVA DEBERES"

   Por último se ha pronunciado sobre este asunto el portavoz parlamentario del PPdeG, Pedro Puy, quien ha llamado la atención sobre que la libertad de expresión de los diputados "conlleva deberes" como "mantener el decoro y el respeto".

   Así, ha defendido el "derecho" del presidente de la Cámara a "hacer consultas" a los letrados y ha subrayado que el PP no tuvo "nada que ver" en esto. Fue "iniciativa de él", ha dicho, después de agradecerle que hiciese el informe público, aunque lo que ha trasladado Santalices ha sido la nota aclaratoria con fecha de este lunes.

   Desde el punto de vista de Puy, es "injusto en líneas generales criticar" a Santalices, a quien ha valorado "ejercer con moderación y flexibilidad las funciones que le corresponden", si bien "toda labor humana puede ser mejorable" y "en un momento determinado cualquiera puede cometer un error".

Contador