El conflicto de la justicia se recrudece al romperse de nuevo las negociaciones

El conselleiro Rueda, en medio, junto al director de Xustiza
EUROPA PRESS
Actualizado 18/04/2018 21:17:35 CET

   El vicepresidente advierte que la oferta que hoy se puso sobre la mesa, con una nueva alza salarial, "pierde la validez" y avanza que "no habrá más"

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 18 (EUROPA PRESS)

   Más de dos meses después del inicio de la primera huelga indefinida de los funcionarios del sector judicial en Galicia, cuando los juicios y trámites jurídicos suspendidos se suman por miles en la comunidad y en la jornada 71 del paro, la nueva reunión celebrada este miércoles entre Xunta y sindicatos no solo no ha permitido hallar una salida al paro, sino que ha recrudecido el conflicto.

   Tanto es así que, al término del encuentro, un "perplejo" e "indignado" vicepresidente, Alfonso Rueda, ha comparecido ante los medios de comunicación, con el resto de negociadores de la Xunta, y ha afirmado que había un preacuerdo con cuatro de los siete sindicatos --SPJ-USO, UGT, CSIF y CC.OO.-- para que la huelga acabase esta misma jornada.

   Según ha afirmado, el compromiso de estos cuatro sindicatos --el comité lo completan Alternativas na Xustiza-CUT, STAJ y CIG--, que aglutinarían una representación de entorno al 60 por ciento, era someter la última propuesta que este miércoles quedó sobre la mesa a votación en las asambleas de trabajadores.

   Ésta incluía una nueva subida salarial mensual de los complementos retributivos autonómicos del personal de justicia que se traduciría en en 140 euros más para los médicos forenses, 135 euros para gestores, 127 para tramitadores y 122 para los auxilios judiciales. Se aplicaría en tres anualidades.

   Asimismo, incluía un plan de actuación y recuperación del trabajo por causa de las jornadas de huelga, cuya inversión Rueda no ha concretado. Y es que dicho plan se elaboraría con el TSXG y con la Fiscalía "en el plazo máximo de tres meses". Permitiría recuperar "al menos el 80 por ciento del trabajo atrasado a causa de la huelga".

   Entre otros puntos, el documento difundido por la Xunta precisaba también que el prorrateo de los descuentos pendientes por las jornadas de huelga pendientes de aplicación en nómina serían repartidos de forma proporcional en los meses restantes hasta diciembre a partir de la fecha de la firma del acuerdo. Además, sumaba una cláusula que los "blindaría" por encima de la media de comunidades.

"NO" DEL COMITÉ, CONTRAOFERTA Y ABANDONO DE LA XUNTA

   Sin embargo, el comité ha dicho "no" a la nueva oferta de la Administración autonómica. Por su parte, presentaron una contrapropuesta en la que rebajaban su pretensión de subida de 180 euros más al mes a 140 y estaban dispuestos a "flexibilizarla" también en tres anualidades. Eso sí, iría ligada a una cláusula de revisión que mantendría a los funcionarios gallegos "siempre" en el cuarto puesto de la tabla salarial por comunidades.

   Los representantes de la Xunta -la secretaria xeral técnica de Vicepresidencia, Beatriz Cuíña; y los directores xerais de Xustiza, Juan José Martín, y Función Pública, José María Barreiro-- han abandonado con gesto serio la sala de la reunión que había arrancado siete horas antes, en torno al mediodía, con varios planteamientos y recesos, uno de ellos para comer.

   A renglón seguido, ya en las instalaciones de Vicepresidencia del complejo administrativo de San Caetano, los negociadores han comparecido acompañados del propio Rueda, quien subrayó que  quería trasladar en persona a los medios lo sucedido y reveló la existencia de un preacuerdo con parte de los sindicatos en el que él, además, habría negociado directamente.

"NO HABRÁ MÁS SUBIDAS Y LA DE HOY PIERDE VALIDEZ"

   "Perplejo" e "indignado", Rueda ha agradecido el trabajo de los negociadores de la Xunta y ha cargado contra los sindicatos, a los que ha advertido que la última propuesta de este miércoles ha perdido "su validez" en el momento en el que no ha sido aceptada. Al tiempo, ha querido dejar "absolutamente claro" que no habrá "ninguna oferta a mayores".

   "Que no esperen ninguna subida de la Xunta. Pedíamos responsabilidad y no va a haber más ofertas ni la Xunta va a convocar futuras reuniones ni entrar en el juego de los sindicatos. Esto no es una subasta ni un juego de niños", ha sentenciado, antes de criticar que los sindicatos pidiesen cuestiones como "mantener siempre la cuarta posición" en las comunidades, "mucho más que por encima de la media".

   También ha criticado que el comité demandase "recuperar el dinero perdido" durante la huelga por parte de los funcionarios que la secundaron e incluso "un 10% automáticamente". "Querrían recuperar el trabajo pero solo los huelguistas, sin control del TSXG ni de la Fiscalía; ser ellos los que controlen y decidan quiénes se pueden acoger a este plan", ha reprobado.

   Finalmente, Rueda se ha comprometido a garantizar que se cumplan los servicios mínimos y, preguntado por qué debe suceder para que se retome el diálogo, ha advertido que esa pregunta deben "responderla los sindicatos".

   Estos, por su parte, además de rechazar entrar "en las mentiras de Rueda", han avanzado que se recrudecerán las movilizaciones y han reivindicado la "unidad" en el comité frente a los intentos de la Xunta de "dividir".