Víctimas de Angrois: el informe de la UE "demuestra que Renfe, Adif y Fomento incumplieron la normativa"

Víctimas de Angrois protestan ante los juzgados de Santiago
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 22/06/2018 14:13:50CET

   Creen un "escándalo" haber tenido que recurrir a Europa y que hayan tenido que pasar cinco años para llegar a este punto

   SANTIAGO DE COMPOSTELA, 22 Jun. (EUROPA PRESS) -

   La plataforma de víctimas del accidente del tren Alvia ocurrido en Angrois (Santiago) hace ahora casi cinco años subraya que el informe de la Agencia Ferroviaria Europea "demuestra que Renfe, Adif y el Ministerio de Fomento incumplieron la normativa" en materia de seguridad ferroviaria, lo que llevó a que se produjese el siniestro que ocasionó 80 muertes y 144 heridos.

   "Se podría haber evitado", ha llamado la atención el portavoz de la plataforma, Jesús Domínguez, en declaraciones a Europa Press. En este sentido, ve que los altos cargos de Adif (dos) y Renfe (uno) investigados en la causa no se salvan del juicio oral, toda vez que los argumentos de los expertos comunitarios, a su juicio, dan más base para su imputación.

   De hecho, Domínguez entiende que debe haber "más imputados", y apunta al Ministerio de Fomento, por sus competencias en la puesta en marcha de una nueva línea ferroviaria.

   Al respecto de los cargos investigados, todavía en puestos de libre designación, espera que el ministro, José Luís Ábalos, "los cese". Con este fin y el de trasladar documentación e intercambiar impresiones, la asociación ya pidió una reunión al nuevo titular de Fomento.

   Por otra parte, el representante de la plataforma ha adelantado que pedirán al juez que instruye el caso, Andrés Lago, que llame al jefe de seguridad de la Agencia Ferroviaria Europea, Cristopher Carr, para que ratifique su informe en sede judicial.

   No fue hasta su mediación, en conjunto con la eurodiputada del BNG Ana Miranda, cuando el documento que el magistrado había solicitado a la Agencia llegó a Compostela, después de un primer envío a una dirección errónea y tras cinco meses en que el escrito estuvo en paradero desconocido (los responsables europeos lo entregaron a un fiscal de la Justicia francesa).

"NADIE HA PEDIDO PERDÓN"

   "Da mucho que pensar que nadie del Estado haya pedido perdón", ha reflexionado Jesús Domínguez, para quien la Unión Europea "confirma" lo que la asociación de afectados lleva "diciendo desde el principio". Esto es, que hubo responsabilidades en la merma de seguridad en la línea Ourense-Santiago.

   Además, ha valorado que el informe "tira por tierra" y "desmiente la verdad oficial". "Es un escándalo que hayan tenido que pasar cinco años y que tuviéramos que ir a Europa para que nos hicieran caso", concluye.