Sanidade descarta que el panga afecte a la seguridad alimentaria al no detectarse presencia de contaminantes

Actualizado 13/10/2008 18:41:14 CET

Advierte al PPdeG de que el uso de las garantías sanitarias "como arma de lucha comercial" perjudicará a la producción autóctona

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Oct. (EUROPA PRESS) -

El director xeral de Saúde Pública, Ramón Medina, descartó hoy que el pescado de la especie panga, importado de Vietnam, China, Corea y Tailandia, constituya un "problema de seguridad alimentaria" tras subrayar que "en ningún análisis" se detectó presencia de contaminantes, sino que, por el contrario, las pruebas realizadas lo situaron "por debajo de los mínimos" que establece la Unión Europea.

Así lo manifestó durante su comparecencia en la comisión parlamentaria de Pesca, en respuesta a una cuestión formulada por el PPdeG, cuyo portavoz, José Manuel Balseiro, volvió a denunciar la "baja calidad nutritiva", elevada proporción de "agentes patógenos" y "fármacos", así como a pedir "responsabilidades" al Gobierno gallego sobre una supuesta "negligencia" en el control de las importaciones de pescado congelado.

Medina González Redondo precisó que este pescado "cumple todos los requisitos" fijados en las diferentes normativas comunitarias, tanto en materia de higiene alimentaria como de límites máximos de contenido de residuos o contaminantes.

A este respecto, añadió que el panga está sometido a "tres sistemas de control", uno en origen, a través de la Food and Veterinary Office (FVO), otro a su entrada en la UE, mediante los puntos de inspección fronteriza (PIF) de cada Estado Miembro --Dirección General de Sanidad Exterior, en el caso de España-- donde se garantiza que la calidad del producto "sea la adecuada" y, por último, otro más que se efectúa en el propio ámbito de Galicia.

El titular de Saúde Pública informó de que entre 2005 y 2008 se registraron 7.604 notificaciones en la red de alerta de la UE, de las que sólo el 0,7 por ciento --57-- correspondieron a pez panga. De esos avisos, 2.851 tuvieron carácter de alerta que motivó este pescado en 12 ocasiones: diez en 2005, dos en 2006 y ninguna entre 2007 y 2008.

"Es un producto de mucha garantía sanitaria, no hay riesgo de contaminantes y por eso no hacemos ninguna actuación ni estudios en ese sentido", reiteró Medina a Balseiro, tras admitir que su departamento trasladó las "inquietudes" recogidas en diversos medios de comunicación a la Administración General del Estado y a la Agencia Estatal de Seguridad Alimentaria.

"En el caso del panga no hay justificación alguna para las medidas que se indican", insistió, en referencia a la propuesta del diputado 'popular' de realizar más pruebas y estudios a ese pescado. "No se realizaron actuaciones especiales porque no se dieron situaciones que lo requirieran", agregó.

PIEDRAS "CONTRA EL PROPIO TEJADO"

El titular de Saúde Pública advirtió al PPdeG de que se generar "dudas" sobre el sistema de inspección de los productos alimentarios europeo, estatal --Sanidad Exterior-- y de Galicia es "tirar piedras contra nuestro propio tejado".

Medina González-Redondo instó a Balseiro a "no usar la sanidad como arma de lucha comercial" tras apuntar que, si bien el panga no está suponiendo un problema de seguridad alimentaria, "quizás sí lo sea de carácter comercial". Precisamente, esa razón motivó a Estados Unidos y Japón, según matizó, a prohibir las importaciones de panga del sureste asiático.

El director xeral recordó que los productos pesqueros de Galicia sólo se someten al último de los tres controles que ha de superar el panga y aseveró que cuenta con un grado de "riesgo" que lo sitúan entre "los más bajos del mercado europeo". En este sentido, apuntó que en "todos" los pescados autóctonos "hay presencia de bacterias" y, como explicó, no depende tanto de su detección como del cumplimiento de los "límites que marca la UE".

Así, en relación a la detección de listeria y cólera en las muestras realizadas a varias partidas de panga en Vigo que recordó hoy Balseiro, Medina González-Redondo afirmó que, el primero se trata de un microorganismo "altamente extendido" y, el segundo, es una especie de la que sólo algunas cepas son patógenas.

De igual modo, cuestionó las condiciones en las que se hayan efectuado las analíticas a las que se refería el diputado 'popular' al considerar que debe controlarse la metodología en la toma de muestras para evitar su alteración.

"Puede haber una guerra comercial pero usar el control de la alerta alimentaria puede ser muy peligroso", incidió para señalar que su departamento no cederá "un ápice" en las medidas destinadas a garantizar el buen estado de los alimentos "sean de fuera como de dentro". Asimismo, admitió que, en caso de tener "dudas" sobre el panga, "las plantearíamos ante el Gobierno central y la UE".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies