El apoyo a la extrema derecha en Suecia desciende tras el endurecimiento de las políticas antiinmigración

 

El apoyo a la extrema derecha en Suecia desciende tras el endurecimiento de las políticas antiinmigración

Publicado 31/05/2016 15:08:32CET

ESTOCOLMO, 31 May. (Reuters/EP) -

El endurecimiento de las políticas de asilo en Suecia ha provocado un descenso del apoyo al partido antiinmigración de los Demócratas de Suecia, según han reflejado este martes los resultados de una encuesta del Instituto de Estadísticas.

A pesar de que la crisis de refugiados parecía haber incrementado el apoyo a la extrema derecha en Europa, el sondeo muestra que el apoyo al partido de los Demócratas de Suecia es del 17,3 por ciento, unos dos puntos por debajo del resultado obtenido en noviembre.

Más de un millón de solicitantes de asilo llegaron a Europa el año pasado, lo que ha puesto a la Unión Europea en una situación delicada y ha provocado un aumento del apoyo a los partidos de extrema derecha en diversos países del continente. En mayo, el partido antiinmigración austriaco de la Libertad estuvo a punto de ganar las elecciones presidenciales.

"El debate sobre inmigración ha cambiado ahora y los Demócratas de Suecia tenemos algo que hacer al respecto", ha destacado el politólogo de la Universidad de Gothenburg Henrik Oscarsson. El apoyo recibido por la formación ha aumentado en los últimos años desde que entró en el Parlamento por primera vez en 2010. Desde entonces ha conseguido un 13 por ciento de los votos en las elecciones generales de 2014 y un 20 por ciento en 2015.

La reciente caída se ha producido como consecuencia del giro político a la derecha por parte del Gobierno en minoría, que ha endurecido las leyes de inmigración con el objetivo de acortar notablemente el número de asilos, unas medidas que fueron respaldadas por la oposición.

Suecia acogió a más de 160.000 solicitantes de asilo en 2015. En noviembre, el país se vio forzado a admitir que no había suficiente alojamiento y que no podían admitir nuevas llegadas. Los controles fronterizos y las restricciones que impiden a las familias reunirse han reducido el número de solicitantes, que antes se encontraba en torno a los 10.000 semanalmente, a tan sólo unos cientos.

Sin embargo, todo apunta a que el número de solicitantes volverá a aumentar. Con Suecia enfrentándose a problemas de larga duración como la educación, el empleo y la vivienda para los refugiados, es probable que los Demócratas de Suecia no hayan perdido tanta fuerza.

"Me sorprendería que desaparecieran los asuntos sobre los que prosperan. La pregunta es a qué nivel van a establecerse", ha indicado el politólogo de la Universidad de Sodertonr Nick Aylott, que ha destacado que el apoyo al partido podría ser del 12 o 15 por ciento.

La tendencia se ha extendido por los países nórdicos. El apoyo al partido antiinmigración noruego del Progreso y al Partido nacionalista de los Verdaderos Finlandeses ha caído a lo largo de 2015.

La encuesta del Instituto de Estadísticas muestra que, de entre 4.838 personas que contestaron al sondeo, el apoyo a un Gobierno en coalición entre el Partido Socialdemócrata Sueco y los Verdes se encuentra en torno al 34,2 por ciento frente al 33,5 por ciento obtenido en noviembre. El apoyo a la Alianza por Suecia, formada por los cuatro partidos de la oposición, sigue en el 39 por ciento.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies