Ascienden a 89 los muertos por la ola de frío que está arrasando el este de Europa

 

Ascienden a 89 los muertos por la ola de frío que está arrasando el este de Europa

Actualizado 01/02/2012 17:58:50 CET

KIEV/BELGRADO, 1 Feb. (Reuters/EP) -

Las bajas temperaturas récord que se están registrando en algunos países del este de Europa debido a una ola de frío ártico han dejado hasta este miércoles al menos 89 muertos y han obligado al gigante del gas ruso Gazprom a advertir sobre el suministro al continente.

Una fuente del monopolio de exportación de gas ruso, que suministra una cuarta parte de las importaciones de gas de Europa, ha indicado que está recibiendo más peticiones de exportación de las que físicamente puede atender mientras aumenta la demanda en Rusia.

No obstante, la compañía ha tratado de tranquilizar este miércoles a sus clientes. "Pese al creciente consumo de gas en Rusia debido a las fuertes heladas, Gazprom sigue aplicando sus obligaciones contractuales con los clientes europeos", ha señalado en un correo electrónico.

En Ucrania, 43 personas han muerto en los últimos cinco días, según el Ministerio de Emergencias ucraniano. El país vive su invierno más frío en seis años y las temperaturas durante la noche cayeron hasta los 33 grados bajo cero, por lo que se han instalado tiendas de campaña con calefactores para dar cobijo a los sin techo.

La red de alerta meteorológica europea Meteoalarm (www.meteoalarm.eu) ha advertido de condiciones "extremadamente peligrosas" en varias partes del este de Europa, incluida Serbia, donde durante la noche se ha encontrado el cuerpo sin vida de la cuarta víctima mortal en el país en las montañas de Suvobor, en el suroeste.

Las fuerzas de seguridad en Serbia y en la vecina Bosnia han usado helicópteros para transportar suministros a zonas aisladas por las intensas nevadas y para evacuar a ancianos. La predicción en todos los Balcanes es que la situación empeorará a lo largo de la semana.

Asimismo, Meteoalarm ha indicado que el frío también persistirá en muchas parte de la Europa continental, incluida Alemania, y en particular en el sureste europeo.

En Moscú, donde las temperaturas diurnas han caído hasta los 22 grados bajo cero, los detractores del primer ministro, Vladimir Putin, temen que el frío reduzca el número de asistentes a la manifestación prevista contra este para el sábado, un mes antes de las elecciones presidenciales para las que es el principal favorito.

En Bulgaria, los termómetros en algunas zonas han caído a mínimos históricos de 30 grados bajo cero, congelando cajeros automáticos en Sofia, según ha informado el diario 'Trud'. Ocho personas han muerto en este país y otras catorce en la vecina Rumanía por la ola de frío.

En Polonia, otras cinco personas más murieron durante la noche, dos de ellas como consecuencia de la inhalación de monóxido de carbono, mientras las temperaturas se han situado en los 26 grados bajo cero y se espera que se mantengan así varios días más. El monopolio del gas del país, PGNiG, ha informado este miércoles de que ha restringido el suministro industrial para afrontar la creciente demanda de los hogares para las calefacciones.

Entretanto, en Eslovenia, vientos de hasta 180 kilómetros por hora han arrancado tejados y obligado a las autoridades a proceder al cierre de algunas escuelas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies