Las asociaciones de trabajadores en India, preocupadas por la nueva reforma laboral del Gobierno

 

Las asociaciones de trabajadores en India, preocupadas por la nueva reforma laboral del Gobierno

Publicado 24/06/2016 18:10:58CET

CHENNAI, 24 Jun. (Reuters/EP) -

Las organizaciones de trabajadores en India han expresado su preocupación ante la nueva iniciativa del Gobierno, cuyo objetivo es crear miles de puestos de trabajo y aumentar las exportaciones en la industria textil, y han reclamado a las autoridades que en vez de aplicar la nueva reforma, se aseguren del cumplimiento de la normativa laboral actual.

Un paquete de medidas impulsado por el Gobierno, cuyo fin es la creación de unos diez millones de empleos y aumentar las exportaciones en más de 30.000 millones de dólares durante un período de tres años, ha sido presentado este miércoles ante el Parlamento indio. No obstante, algunas de las medidas, entre las que se incluye el recorte de las horas extra, han generado intensas críticas por parte de las asociaciones de trabajadores.

India es una de las principales potencias del mundo en la industria textil y proporciona productos a muchas marcas de ropa internacionales. La industria, que factura unos 40.000 millones al año, genera puestos de trabajo para unos 45 millones de personas.

Los activistas que abogan por los derechos de los trabajadores defienden que la industria se basa en la explotación de mano de obra barata. "La creación de más puestos de trabajo sólo significará que habrá menos regulación laboral y que las administraciones de las empresas estarán encantadas de contratar a nuevos trabajadores a costa de los antiguos", ha declarado Jayaram K.R., miembro de la Unión de Trabajadores Textiles (GATWU).

"Ya contamos con muchas leyes laborales y muchas de ellas ni siquiera se están aplicando en las fábricas", ha añadido. Las medidas "pro-empleo" aprobadas por el Ejecutivo indio incluyen el recorte de horas extra a ocho a la semana, una medida que sigue la regulación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

El Gobierno también planea subvencionar las cotizaciones de los trabajadores. Ha anunciado que la mayor parte de los nuevos puestos de trabajo serán para mujeres, que ya supone un 70 por ciento de la mano de obra de la industria. Así, el plan contribuirá "a la transformación social a través el empoderamiento de las mujeres".

ACABAR CON LA EXPLOTACIÓN

Sin embargo, Gopinath Parakuni, el secretario general de Cividep India, una organización que lucha por los derechos de los trabajadores en el país, ha dicho que las nuevas medias no ayudarán en absoluto a la clase trabajadora y ha urgido al Gobierno para que lleve a cabo políticas que acaben con la explotación y el abuso en el ámbito laboral.

"Cuando los casos de violaciones de Derechos Humanos en este sector no hacen más aumentar, es necesaria una nueva regulación. En vez de eso, el Gobierno está ofreciéndole a la industria la guinda del pastel al ofrecer subvenciones para generar más beneficio", ha añadido.

Los activistas en contra del paquete de medidas alegan que la naturaleza temporal y estacionaria del trabajo en la industria textil de India, la aparición de la moda de "usar y tirar" y el aumento de la competencia global, ente otros factores, han influenciado directamente las malas condiciones laborales.

"La industria se dirige hacia un sistema de trabajo 'por pieza', en el que el trabajador cobra en función del número de piezas de ropa que cose en una jornada", ha declarado Parakuni. "La presión en el trabajador ha aumentado y en el nombre de la flexibilidad empresarial, los directivos de las empresas han obtenido el derecho a poder despedir y contratar a dedo", ha añadido.

El Gobierno, durante la presentación del paquete de reformas, ha destacado que durante los últimos años, Bangladesh y Vietnam han superado a India en exportaciones textiles.

"Eso es lo que quieren solucionar, el bienestar de los trabajadores no es su prioridad", ha dicho Jayaram. "La empresas están felices de poder contratar a trabajadores inmigrantes, porque eso implica que no tienen que darles beneficios adicionales. Incluso el salario mínimo es motivo de disgusto", ha señalado.

Otra de las principales demandas de los activistas que no ha sido abordada en la reforma laboral, es permitir que los trabajadores ejerzan su derecho a libre asociación, para así poder tener voz en las negociaciones sobre los salarios y las pensiones.

La actualidad más visitada en EuropaPress logo: La actualidad más vista
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies