Las autoridades israelíes han detenido a más de 1.900 palestinos este año

Ahed Tamimi
REUTERS / AMMAR AWAD - Archivo
Publicado 17/04/2018 14:44:38CET

En el Día de los Presos Palestinos, el embajador en España aboga por combatir la "impunidad"

MADRID, 17 Abr. (EUROPA PRESS) -

Las fuerzas de seguridad israelíes han detenido en lo que va de año a más de 1.900 palestinos, según un recuento provisional que refleja tendencias de represión similares a las de 2017, cuando se registraron más de 6.700 arrestos en el total de los doce meses.

Con motivo del Día de los Presos Palestinos, las organizaciones defensoras de los Derechos Humanos de los palestinos han actualizado las estadísticas para denunciar la represión que, a su juicio, siguen ejerciendo las autoridades israelíes sobre hombres, mujeres y niños tanto en Cisjordania como en la Franja de Gaza.

Desde el 1 de enero, han sido detenidas 1.928 personas, según la Sociedad de Presos Palestinos, que ha incluido en este recuento a 369 niños. Unos 6.500 palestinos están encarcelados actualmente en instalaciones de Israel, entre ellos 500 bajo detención administrativa --sin cargos-- y 350 menores de edad, informa la agencia de noticias Wafa.

El presidente de la Asociación de la Comunidad Hispano-Palestina 'Jerusalén', Jamil Abu Saada, ha expuesto este martes durante un acto en Madrid los datos correspondientes a 2017 en materia de detenciones, convertidas ya en "un fenómeno diario y un castigo colectivo al pueblo palestino".

El año pasado se cerró con 6.742 arrestos, entre ellos los de 1.467 niños, lo que eleva a 33.300 la cifra aproximada de detenciones desde el año 2011. La mayoría de las nuevas detenciones corresponden a Cisjordania --el 62,6 por ciento del total--.

Saada, que ha estado apoyado por representantes de PSOE, Podemos, IU, CCOO y UGT, ha advertido de que la tendencia al alza en cuanto a arrestos ha sido prácticamente una constante durante estos años y, de hecho, ha advertido de que la situación se recrudeció en diciembre de 2017, cuando se registraron 926 detenciones.

El dato evidencia la movilización ciudadana a raíz de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunciase el próximo traslado de la Embajada norteamericana desde Tel Aviv a Jerusalén. Saada ha lamentado que las políticas de la "Administración antipalestina" de Estados Unidos sirvan como garantía para que Israel pueda actuar "de forma impune".

El embajador palestino en España, Musa Amer Odeh, ha incidido durante el mismo foro en la necesidad de combatir la "impunidad" de Israel, para lo cual ha defendido las medidas llevadas a cabo por la Autoridad Palestina, a la que él representa. Así, se ha mostrado partidario de proseguir los esfuerzos para que el Tribunal Penal Internacional (TPI) pueda analizar la presunta comisión de crímenes de guerra.

DETENCIÓN ADMINISTRATIVA

Tanto el embajador palestino como Saada han condenado especialmente la detención administrativa, "sin cargos y sin juicio" y basada en el "secreto de sumario". Esta medida dura en principio entre uno y seis meses, pero se puede prorrogar hasta "varios años".

Desde 1967, las autoridades israelíes decretaron 52.000 órdenes de detención administrativa, según el recuento del Comité de Presos Políticos y Presos Liberados. Solo en 2017, ha habido 1.119 de estos casos, entre los cuales figuran 35,1 por ciento nuevas detenciones --el resto serían renovaciones--, mientras que en estos momentos hay en torno a 450 arrestados actualmente en cárceles de Israel.

"Israel realiza todo tipo de represión contra la población", ha denunciado Saada, que ha puesto como paradigma el caso de la joven Ahed Tamimi, que ha cumplido 17 años ya en prisión. Tamimi fue condenada en marzo a ocho meses de prisión por abofetear a militares israelíes durante una protesta en Cisjordania y su caso se ha convertido en un símbolo de la causa palestina por la difusión de los vídeos de su acción y del interrogatorio al que fue sometido.

Saada ha descrito a la joven como una "valiente activista" y ha aplaudido que, al menos, la repercusión internacional de su caso haya actuado como "atenuante" para que fuese condenada a una pena menor de la que las organizaciones temían inicialmente. "Esperamos que salga lo antes posible para que pueda continuar con su vida cotidiana", ha añadido.

Israel mantiene en la actualidad en sus cárceles o centros de detención a unos 350 menores. Además de Tamimi, también permanecen recluidos Janna Rihad, Razan, Fatima y Shadí, todos ellos de 13 años.

Contador