Las autoridades sanitarias de Grecia piden cerrar los centros de recepción de migrantes

Refugiados en Grecia
REUTERS
Actualizado 27/07/2016 5:02:58 CET

MADRID, 27 Jul. (EUROPA PRESS) -

Las autoridades del Centro para el Control y Prevención de Enfermedades (KEELPNO, por sus siglas en griego) de Grecia ha pedido este martes que se cierren los centros de recepción para migrantes de todo el país, después de que sus empleados llevaran a cabo inspecciones en 16 centros del norte del país y descubrieran que las condiciones en las instalaciones pueden suponer un riesgo sanitario público.

Las conclusiones de KEELPNO, que han sido trasladadas a los ministerios de Política Migratoria, Defensa y Salud, indican que el hacinamiento de cientos de migrantes en las barracas militares en desuso del país y otras zonas industriales presentan una serie de riesgos, no sólo para los migrantes sino también para el resto de la sociedad, tal y como recoge el diario heleno 'Kathimerini'.

Funcionarios del KEELPNO han visitado las instalaciones, junto a autoridades sanitarias de la región periférica de Macedonia Central, entre el 4 y el 8 de julio.

En los informes elaborados a propósito de las visitas, concluyen que las instalaciones presentan una ventilación inadecuada para los cientos de migrantes que residen en ellas, donde una simple cortina o sábana separa a unas familias de otras.

También han registrado un acceso inadecuado a agua potable, y una gran cantidad de basura y restos acumulados. Tras presentar sus conclusiones, el KEELPNO ha pedido que se cierren todos los centros de recepción de migrantes de forma gradual, y que sus habitantes sean incluidos en las comunidades locales.

Además, han indicado que "los usos previos" de las instalaciones "multiplican los riesgos sanitarios" a los que se enfrentan los refugiados, haciendo referencia, en concreto, al agua de una antigua curtiduría que ahora se usa como centro y en la que probablemente haya aún restos de metales pesados tóxicos. En este mismo centro, aún hay amianto en los techos, por lo que es un riesgo añadido.

"ESFUERZO POR MEJORAR SUS CONDICIONES"

El videpresidente de KEELPNO, Andreas Benos, que también es el autor del informe, ha explicado que la mayor parte de estos centros están próximos a áreas que atraen grandes poblaciones de mosquitos, lo que expone a los migrantes a un mayor riesgo de contraer enfermedades.

Benos, profesor de Medicina Social en la Universidad Aristóteles, de Tesalónica, ha recomendado a las autoridades helenas que hagan un esfuerzo mayor por mejorar las condiciones de los centros, añadiendo, por ejemplo, lavabos químicos, aunque ha descrito la situación como un "callejón sin salida".

"Creemos que, por razones de seguridad pública, los centros de recepción deberían cerrarse", ha afirmado.

Asimismo, subrayando que la mayor parte de estos refugiados tendrán que quedarse en Grecia tras la firma del acuerdo entre la Unión Europea y Turquía, ha añadido que la prioridad del Gobierno debería ser ayudarlos a introducirse en la sociedad griega.