Bélgica logra un acuerdo para desbloquear la firma del CETA

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Bélgica logra un acuerdo para desbloquear la firma del CETA

Movilización de protesta contra el TTIP y el CETA
REUTERS / YVES HERMAN
Actualizado 27/10/2016 14:20:05 CET

BRUSELAS, 27 (EUROPA PRESS)

El Gobierno federal de Bélgica y los Ejecutivos regionales del país han alcanzado finalmente un acuerdo para desbloquear la firma del tratado de libre comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA por sus siglas en inglés).

"Acuerdo belga sobre el CETA. Todos los parlamentos están ahora en disposición de aprobarlo mañana a medianoche. Un paso importante para la UE y Canadá", ha informado el primer ministro del país, Charles Michel, en su perfil de la red social Twitter.

Los negociadores de los distintos actores políticos del país han retomado las conversaciones después de que este miércoles finalizasen sin acuerdo. En cualquier caso, el pacto debe ahora recibir el visto bueno de los embajadores permanentes del resto de Estados miembros de la UE y posteriormente de los parlamentos regionales belgas.

Por su parte, el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, ha celebrado la noticia y ha afirmado que contactará con el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, una vez que se complete el procedimiento.

"Contento por las buenas noticias de Charles Michel. Sólo cuando se completen todos los procedimientos de la UE para firmar el CETA contactaré con el primer ministro Justin Trudeau", ha expresado el político polaco, también en la red social.

A su vez, el ministro de Asuntos Exteriores belga, Didier Reynders, ha subrayado que había "objeciones legítimas" pero que se trata de un "excelente acuerdo" que es "un modelo a seguir". El presidente valón, Paul Magnette, líder del movimiento que hasta ahora se oponía al tratado comercial, ha destacado que lo conseguido "es importante para los valones y para todo el mundo".

TRIBUNAL DE ARBITRAJE Y AGRICULTURA

Las autoridades belgas han acordado con la Comisión Europea una serie de compromisos por parte de la UE, relativos, por ejemplo, al sistema de elección de los jueces que formarán parte del tribunal de arbitraje entre empresas y Estados, según han explicado fuentes comunitarias.

No obstante, no modifican ni el documento del acuerdo comercial ni la declaración conjunta que la UE y Canadá elaboraron para aclarar algunas cuestiones que planteaban reservas en algunos Estados miembros, principalmente sobre la protección de servicios públicos.

Además, la declaración acordada entre las autoridades belgas, a la que ha tenido acceso la cadena de televisión RTBF, detalla que Bélgica podrá llevar este mecanismo de arbitraje ante el Tribunal de Justicia de la UE si considera que contraviene la legislación comunitaria.

La región de Valonia también había planteado objeciones en materia agrícola. En este área, el Estado belga y las regiones se reservan el derecho a activar una cláusula de salvaguardia en caso de que exista un desequilibrio en los mercados agrícolas, así como que confirman que el CETA no afectará a las normas comunitarias sobre venta, cultivo y etiquetado de transgénicos.

En cualquier caso, estos acuerdos deben ser aprobados ahora por los embajadores de los socios comunitarios, que se reúnen esta tarde para dar su veredicto. El siguiente paso, si el documento obtiene luz verde por parte de las capitales, es que los parlamentos regionales se pronuncien sobre el acuerdo alcanzado entre las autoridades belgas.

CUMBRE UE-CANADÁ

De las palabras de Tusk en su tuit se desprende que una vez se haya completado este proceso será el momento de debatir una fecha para la cumbre bilateral entre la UE y Canadá para firmar el tratado comercial. Esta cumbre estaba prevista para este jueves, pero ha sido aplazada a primera hora de la mañana al no existir un acuerdo aún en ese momento.

La firma del acuerdo, cuando se produzca, dejará paso a la votación por parte del Parlamento Europeo. Si la Eurocámara da su visto bueno, el CETA podrá empezar a aplicarse, aunque de forma provisional y parcial, a la espera de que todos los Estados miembros lo ratifiquen. Precisamente el tribunal de arbitraje queda fuera de esta aplicación temporal.

El Gobierno canadiense también ha celebrado la noticia, aunque ha reconocido que todavía queda trabajo por hacer para su firma. "Negociamos un acuerdo progresista que creará empleos y crecimiento para la clase media. Canadá sigue estando preparado para firmar este importante acuerdo cuando la UE esté preparada", ha declarado Alex Lawrence, portavoz de la ministra de Comercio canadiense, Chrystia Freeland, citado por Reuters.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies