Ben Hooper, el inglés que quiere convertirse en el primer hombre en cruzar a nado el Atlántico

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico
Contador

Ben Hooper, el inglés que quiere convertirse en el primer hombre en cruzar a nado el Atlántico

Ben Hooper, el inglés que quiere convertirse en el primero en cruzar el Atlático
REUTERS
Actualizado 14/11/2016 17:36:28 CET

MADRID, 14 Nov. (EDIZIONES) -

Cruzar el océano Atlático a nado puede parecer una locura, pero es precisamente lo que se ha propuesto Ben Hooper, un antiguo militar inglés de 38 años, que se echó al mar este domingo en Senegal y se ha propuesto no parar hasta llegar a Brasil.

Un total de 3.200 kilómetros y no pocos obstáculos separan de su meta a Ben, un atleta aficionado que comenzó su carrera como nadador de la peor forma posible: casi se ahoga en una piscina cuando tenía cinco años de edad, según relata en su página web.

Llegar a Natal, en Brasil, le costará a Ben entre cuatro y cinco meses. Para lograrlo, tendrá la ayuda de dos embarcaciones que le seguirán en todo momento y le servirán de base para dormir tras agotadores jornadas de 12 horas de natación.

Medio centenar de patrocinadores apoyan a Ben, entre ellos una marca de repelentes para tiburones, que según explica en su web, el británico pretende usar para evitar encuentros indeseados en las aguas del Átlático.

Previa YoutubeCargando el vídeo....

Las medidas contra los tiburones es la única protección que se ha permitido a sí mismo Ben, que se lanzó en bañador al Atlántico en Senegal y que asegura en su web que no usará un traje de neopreno, al menos que se encuentre con condiciones extremas o lo requiera su salud.

Entre sus referentes, el explorador británico Ranulph Fiennes, el primero en atravesar a pie la Antártida. Como en el caso de Fiennes, detrás del reto de Ben hay un objetivo solidario, ya que pretende que su gesta sirva para recaudar dinero para causas solidarias.

En 1998, el francés Benoit Lecomte nadó durante 73 desde Hyannis, en Estados Unidos, hasta Quiberon, en Francia France, parando a descansar por la noche en un increible viaje de 3.716 millas. No obstante, hizo una parada en las islas Azores, por lo que el Premio Guinness no ha validado su récord.

¿Lo conseguirá Ben? Eso es lo que este domingo se preguntaban los que le vieron partir de la playa de Dakar, en Sengeal. Su éxito o su fracaso podrá verse a través de Internet, ya que el recorrido de Ben va a ser monitorizado constantemente a través de un GPS. Pincha en este mapa para ver en el punto en el que se encuentra en estos momentos.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies