Carter defiende emprender nuevas medidas ante el conflicto en Ucrania

Publicado 06/06/2015 0:53:43CET

WASHINGTON, 6 Jun. (Reuters/EP) -

El secretario de Defensa estadounidense, Ash Carter, ha defendido este viernes la adopción de nuevas medidas para rebajar la tensión del conflicto en Ucrania, afirmando que las sanciones económicas impuestas contra Rusia no han conseguido que su presidente, Vladimir Putin, de marcha atrás en su postura.

Carter ha explicado que el Pentágono está observando la situación en Ucrania de cerca y ha mostrado su preocupación por el empeoramiento del conflicto durante esta semana, que ha llevado a uno de los peores enfrentamientos en los últimos meses.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ha acusado al Gobierno de Putin de enviar armamento sofisticado a los milicianos prorrusos que combaten en Ucrania, que incluiría artillería y sistemas antimisiles.

Carter ha reunido este viernes a decenas de altos cargos estadounidenses en la ciudad alemana de Stuttgart, donde han discutido la efectividad de las sanciones impuestas contra Rusia y para evaluar si los ejercicios militares de EEUU y la OTAN han tenido consecuencias positivas.

A esta reunión han asistido numerosos embajadores estadounidenses de Europa y un gran número de generales. Carter organizó una reunión similar a principios de este año para analizar la estrategia ante el conflicto en Oriente Próximo.

"Lo que está claro es que las sanciones están funcionando sobre la economía rusa", ha afirmado Carter a los medios en su viaje de vuelta a Washington. "Lo que no parece es que este efecto sobre su economía esté disuadiendo a Putin de continuar el curso de lo que sucedió en Crimea hace un año", ha indicado, en referencia a la anexión de Crimea a su territorio.

En este sentido, Carter ha defendido la necesidad de "reconocer" el hecho de que Putin no esté cambiando su postura ante Ucrania pese a las sanciones, afirmando que como consecuencia se deberían adoptar medidas tanto políticas como militares.

Una de las medidas en discusión, ha indicado Carter, es el aumento de ejercicios militares conjuntos de Estados Unidos y la OTAN, además de la inversión en instalaciones militares en Ucrania que ayudarían a la OTAN a responder ante el conflicto.