Cinco Estados extintos que probablemente no conocías

Mapa del Couto Mixto
EUROPA PRESS
Actualizado 03/03/2018 9:15:05 CET

MADRID, 3 MAR. (EDIZIONES) -

Siglos de disputas territoriales, conquistas y adhesiones han desplazado las fronteras de la geografía política desde que existen los Estados modernos. Así lo demuestra la existencia pasajera de algunos territorios que llegaron a ser soberanos y que sólo siguen vivos en los libros de historia. Éstos fueron algunos de los más curiosos:

COUTO MIXTO

Durante al menos nueve siglos existió un territorio independiente situado entre España y Portugal, al sur de la provincia de Orense. Conocido como Couto Mixto, tenía una extensión de 27 kilómetros cuadrados e incluía las actuales localidades de Rubiás, Santiago de Rubiás y Meaus, además de una pequeña franja deshabitada que en la actualidad pertenece al municipio portugués de Montalegre.

El Couto Mixto era gobernado por un 'juez' elegido democráticamente cada tres años que ejercía los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. Además de poder elegir al 'juez', los ciudadanos estaban exentos de pagar impuestos, no tenían obligación de servir en ningún ejército y podían elegir entre la nacionalidad española, portuguesa, o ser ciudadanos del propio Couto Mixto.

Aunque no existen documentos sobre el origen de este territorio independiente, algunos historiadores lo vinculan con el castillo de Piconha, aliado de la poderosa casa portuguesa de Braganza, mientras que otras teorías apuntan a unos fueros concedidos por el rey Sancho I o a la utilidad de la región como un "coto de homiciados", esto es, un lugar donde algunos delincuentes podían redimir sus penas. Así lo explica el escritor gallego y actual senador del PSOE Luis García Mañá en su obra Couto Mixto: unha republica esquecida.

El pequeño Estado perdió su soberanía en 1864, cuando quedó dividido entre España y Portugal con la firma del Tratado de Lisboa, que fijaba las fronteras definitivas de la Península, vigentes a día de hoy. El Congreso de los Diputados reconoció la singularidad del Couto Mixto como enclave cultural e histórico en mayo de 2007.

CANTÓN DE CARTAGENA

Tras la proclamación de la Primera República en España, las Cortes Constituyentes aprobaron el establecimiento de un sistema federal por el que el Estado quedaría dividido en 17 regiones soberanas --15 en la península más las islas de Cuba y Puerto Rico-- con "autonomía completa para dotarse de Constitución y de sus propios órganos de Gobierno".

Pero la impaciencia de los republicanos federalistas ante la lentitud en la aprobación del proyecto provocó el estallido de huelgas revolucionarias y la fundación de cantones independientes en el Levante y Andalucía. El caso más llamativo se produjo en Cartagena, donde los cantonalistas declararon su independencia el 12 de julio de 1873 tras la colocación de una bandera roja en el castillo de San Julián.

El nuevo Gobierno republicano, dirigido por Nicolás Salmerón, envió al ejército para erradicar los cantones independientes, pero Cartagena resistió el asedio durante seis meses e incluso llegó a solicitar su adhesión a Estados Unidos para obtener reconocimiento internacional. El 12 de enero de 1874 se produjo la capitulación definitiva de los cantonalistas tras miles de muertes y la destrucción de cientos de edificios. Sólo 27 construcciones quedaron indemnes en la ciudad.

ESTADO LIBRE DE TRIESTE

El Estado libre de Trieste o territorio libre de Trieste fue una ciudad-estado situada entre el norte de Italia y Eslovenia, próxima a Venecia. Durante siglos formó parte del imperio austrohúngaro hasta que Italia se anexionó formalmente la región después de la Primera Guerra Mundial, implantando una política de "italianización forzada" sobre las poblaciones de origen alemán y eslavo.

Tras la derrota italiana en la Segunda Guerra Mundial, en 1947 fue reconocido por el Consejo de Seguridad de la ONU como un Estado libre, con el italiano y el esloveno como idiomas oficiales, sujeto a la designación de un gobernador aceptado internacionalmente. No obstante, Trieste estuvo controlado, en la práctica, por las potencias aliadas durante sus siete años de independencia.

En 1954, el Memorando de Londres puso fin al Estado libre de Trieste, quedando dividido el territorio entre Italia y Yugoslavia, pero en la actualidad sigue existiendo un fuerte movimiento independentista en la región.

REPÚBLICA DE TEXAS

En apenas una década, Texas pasó de ser una provincia mexicana a formar parte de Estados Unidos, pero durante ese período comprendido entre 1836 y 1845, la República de Texas fue un Estado independiente que llegó a tener tres presidentes e incluso a acuñar su propia moneda: el dólar texano.

Antes de su independencia, la provincia pertenecía al estado mexicano de Couhaila y Texas. Tras una serie conflictos sociales y culturales entre el gobierno mexicano y una creciente población de colonos angloparlantes, la población de Texas decidió, mediante una consulta, levantarse en armas contra el gobierno de México, dando comienzo a una guerra de independencia que acabaría en victoria texana.

Desde el principio, la República de Texas se dividió entre los nacionalistas partidarios de mantener la independencia, expulsar a los nativos americanos y expandirse hacia el Pacífico, liderados por el que sería tercer presidente de la república, Mirabeau B. Lamar; y los partidarios de la anexión a Estados Unidos y la paz con los nativos encabezados por el líder de la rebelión Sam Houston.

La decisión final de los texanos fue la anexión a Estados Unidos, lo cual provocó una nueva declaración de guerra por parte de México. Washington apoyó las reclamaciones territoriales de Texas y entró en guerra con su vecino del sur en 1846. La guerra concluyó con la victoria estadounidense y la cesión mexicana de más de la mitad de su territorio.

REPÚBLICA ÁRABE UNIDA

La República Árabe Unida fue una unión soberana entre Siria y Egipto desde 1958 a 1961. Bajo la tutela de este último país, dirigido entonces por Gamal Abdel Nasser, marcó el "esplendor del panarabismo", un movimiento que abogaba por la unión de los países árabes, tal y como explica el colaborador del Instituto Español de Estudios Estratégicos Julián Peñas Mora.

Aunque la formación de la República Árabe Unida fue aprobada en referéndum por el cien por cien de los votantes de ambos países --con sólo 139 votos en contra--, la unión no tardó en desmoronarse a causa del centralismo impuesto desde El Cairo y por la intención de Nasser de perpetuarse en el poder.

En 1961, un golpe militar sirio no obtuvo respuesta por parte del gobierno egipcio y ambos países se separaron definitivamente, si bien Egipto siguió usando el nombre de República Árabe Unida hasta 1971. Durante su corta existencia, la República Árabe Unida llegó a participar en los Juegos Olímpicos de Roma (1960), donde consiguió una medalla de plata y dos de bronce.