Francia pide un arreglo "rápido" del enfrentamiento entre Rabat y Ross

Actualizado 19/05/2012 15:53:19 CET

((ESTA NOTICIA SUSTITUYE A LA ANTERIOR SOBRE EL MISMO TEMA. DISCULPEN LAS MOLESTIAS))

MADRID, 19 (EUROPA PRESS)

El Gobierno de Francia ha pedido un arreglo "rápido" del contencioso entre el Gobierno marroquí y el enviado especial de la ONU para el Sáhara Occidental, Christopher Ross, a quien Rabat retiró su confianza el pasado jueves tras denunciar su postura "desequilibrada" y "parcial" con respecto al conflicto saharaui.

"Francia ha tomado nota de la declaración de Marruecos, que ha decidido retirar su confianza al enviado personal del secretario general de la ONU para el Sáhara, Christopher Ross", ha afirmado el portavoz del ministerio de Asuntos Exteriores francés, Bernard Valero, este viernes en rueda de prensa recogida en la página web del propio Ministerio.

En ese sentido, Valero ha pedido una "rápida resolución" de esta cuestión que tenga "en cuenta las preocupaciones legítimas de todas las partes".

El portavoz de la Diplomacia gala ha aprovechado para reiterar el apoyo de Francia a una "solución política a la cuestión del Sáhara Occidental bajo los auspicios de las Naciones Unidas, de acuerdo con las resoluciones del Consejo de Seguridad" y ha manifestado el respaldo del Gobierno francés al plan de autonomía propuesto por Marruecos, "única propuesta realista que hay en estos momentos sobre la mesa de negociación y que supone una base seria y creíble para una solución en el marco de las Naciones Unidas".

La decisión de Rabat se produjo en respuesta un informe de Ross presentado en el Consejo de Seguridad por el secretario general de la ONU, Ban Ki Moon, y que contenía críticas contra Marruecos, al que acusó incluso de espiar a la Misión de Naciones Unidas para el referéndum del Sáhara Occidental (MINURSO) y de limitar el contacto entre la población y este contingente.

Por su parte, el Frente Polisario criticó la decisión marroquí, que tildó de "arbitraria" y de "desafío a la comunidad internacional". "Esta decisión, además de grave y sin justificación alguna, supone un desafío inaceptable por parte de Marruecos a la comunidad internacional, al secretario general de las Naciones Unidas y al Consejo de Seguridad", señala el Polisario en un comunicado.