La crisis de los refugiados resucita a un partido anti inmigración en Alemania

Publicado 27/11/2015 20:59:05CET

BERLÍN, 27 Nov. (Reuters/EP) -

La crisis de los refugiados en Europa ha hecho resurgir al partido anti inmigración alemán Alternativa para Alemania (AfD), que aspira a entrar en los parlamentos de tres estados alemanes el próximo año con el objetivo de atraer a los votantes conservadores que están en contra de las políticas que la canciller alemana, Angela Merkel, ha tomado en relación a la crisis.

El partido se ha colocado por primera vez como la tercera formación política con más intención de voto, con un 10,5 por ciento, según el sondeo de la empresa INSA. "La crisis de los refugiados ha hecho resucitar al AfD de entre los muertos", ha asegurado el director de la empresa de encuestas FORSA, Manfred Guellner.

El partido consiguió en febrero algunos escaños en el Parlamento del estado de Hamburgo, entrando por primera vez en una sede legislativa en el oeste de Alemania y también en el estado de Bremen. Previamente, también había ganado escaños en los estados del este como Sajonia, Turingia y Branderburgo, donde la oposición frente a la llegada de los refugiados es mayor.

En julio el partido solamente obtenía en las encuestas un apoyo del 3 por ciento después de que el fundador de la organización política, Bernd Lucke, dejara el partido que creó para oponerse a los rescates financieros de la zona euro ya que, según sus palabras, eran los responsables de crear tendencias xenófobas.

"Mientras el Gobierno continúe teniendo deficiencias en la política sobre la crisis de los refugiados, el AfD se va a beneficiar", ha afirmado el profesor de la Universidad Libre de Berlín Hajo Funke.

Bajo los sucesores de Lucke, Frauke Petry y Joerg Meuthen, el partido ha defendido una línea dura en materia de inmigración, ignorando los problemas de la zona euro. "Frauke Petry ha convertido el AfD en un imán para los radicales de derecha", ha afirmado Gullner.

'TOTALMENTE ALEMANES'

Otro de los miembros del AfD, Marcus Pretzell, ha declarado que "la violencia armada" podría ser "el último recurso" para defender la frontera alemana si el flujo de refugiados no se detiene.

Esta opinión coincide con las de algunos de los votantes de los estados del este de Alemania que poseen las mayores tasas de desempleo del país y cuyo apoyo a la ultraderecha es mayor que en las regiones del oeste de Alemania.

Pero el partido también ha tenido sus propias divisiones, como el colíder Meuthen, de tendencia más moderada y que ha asegurado que las afirmaciones de que 'Alemania debe ser para los alemanes' no son apoyadas por muchos de los votantes de su estado, el de Baden-Wuerttemberg.

Tanto los conservadores como los socialdemócratas han descartado establecer coaliciones con el AfD en cualquiera de los comicios que se celebren próximamente.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies