Decenas de personas se manifiestan frente a embajadas y mezquitas para respaldar a Amina Tyler

Actualizado 05/04/2013 7:08:38 CET

MADRID, 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

Decenas de personas han participado este jueves en el 'Día Internacional de la Yihad en Top Less', convocado por la organización feminista FEMEN, frente a las embajadas y mezquitas de todo el mundo en solidaridad con la joven tunecina Amina Tyler, quien fue situada en el centro de la polémica situada tras publicar una fotografía desnuda y subirla a Facebook para respaldar al grupo.

FEMEN ha indicado que las protestas han tenido lugar en Kiev, Estocolmo, Berlín, Bruselas, París, Melbourne y Milán, y ha publicado múltiples imágenes de las mismas, en las que se puede ver a hombres y mujeres con mensajes de apoyo a Tyler pintados en el pecho.

Las protestas han llegado apenas un día después de que una activista tunecina del grupo quemara una bandera salafista frente a una mezquita en París en un acto que el grupo describió como "un símbolo de la lucha de las mujeres contra el extremismo religioso".

Durante la jornada del jueves, al menos 15 activistas han sido detenidas por las fuerzas de seguridad en París, según ha informado el grupo a través de su perfil en Facebook. Asimismo, ha subrayado que "el acto de Amina ha mostrado la islamización de los países de la Primavera Árabe, que significa la tortura religiosa de las mujeres".

"Este acto se convirtió en el inicio de una lucha global entre las mujeres y la teocracia islamista, el combate de la libertad contra la esclavitud", ha agregado, antes de denunciar que "pese a que (Tyler) no ha hecho nada malo, ha sido detenida y aislada por su familia con la ayuda de la Policía". "Los últimos informes indican que ha sido drogada y agredida", ha remachado.

FEMEN, que ha apuntado que la petición circulada en respaldo a Tyler ha alcanzado las 107.000 firmas de las 150.000 que busca reunir, afirmó en su comunicado de convocatoria de las protestas que la Primavera Árabe "se ha convertido para las mujeres del norte de África en un invierno frígido de la 'sharia' (ley islámica) que les ha privado de los pocos derechos y libertades de los que disfrutaban".

En este sentido, resaltó que "las lapidaciones, los latigazos, los secuestros, las violaciones, los tratamientos psicológicos forzosos y otros tipos de tortura física y psicológica son lo que el nuevo califato de la 'sharia' tiene preparado para las mujeres".

"La unión de la religión y el Estado da pie a inquisiciones, y las inquisiciones azuzan las hogueras del purgatorio del terror político-religioso, que usan los cuerpos de mujeres como combustible. Tal es el mensaje de la historia sangrienta de las teocracias medievales", apuntó FEMEN.

"Las dictaduras religiosas comienzan esclavizando a las mujeres, pero el acto de liberación de una mujer es el primer paso hacia la destrucción del régimen de la 'sharia'. ¡Las manifestantes en 'top less' son la bandera de la resistencia femenina, un símbolo de la adquisición de sus derechos sobre su propio cuerpo!", sostiene en su comunicado.

CRÍTICAS A FEMEN

Sin embargo, FEMEN se ha encontrado con críticas no solo por parte de los sectores islamistas del país, ya que algunas activistas feministas no ven con buenos ojos sus métodos de protesta y sus objetivos.

Así, activistas feministas musulmanas han convocado un evento paralelo durante la jornada del jueves para mostrar su oposición y "demostrar a FEMEN y a sus seguidoras que sus acciones son contraproducentes".

"Por favor, publicad imágenes vuestras, ya llevéis hiyab, niqab o no lo hagáis. Es una oportunidad para las mujeres musulmanas para mostrar al mundo que tenemos voz, que somos de distintas formas y tamaños y que nos oponemos a la forma en la que somos representadas por Occidente, como un grupo homogéneo sin voz o voluntad propia", han dicho a través del grupo de Facebook 'Mujeres musulmanas contra FEMEN. Día del orgullo femenino musulmán'.

Poco después, decenas de mujeres han enviado fotografías suyas oponiéndose a FEMEN con mensajes como 'Estoy orgullosa de ser musulmana, no necesito 'liberarme' y no quiero ser usada para reforzar el imperialismo occidental. No me representáis', o 'No necesitamos que mujeres blancas no musulmanas salven a mujeres musulmanas de los hombres musulmanes'.

Otros mensajes han son 'Soy feminista de herencia musulmana, creo en el derecho de la mujer a elegir y no necesito estados patriarcales o feministas eurocéntricas para decirme lo que debo o no debo llevar' o 'Soy feminista musulmana. FEMEN no habla en nombre de las musulmanas ni las feministas'.

Asimismo, la activista feminista tunecina Bel Haj Hmida, cofundadora de la Asociación Tunecina de las Mujeres Democráticas, ha criticado a la formación y ha apuntado que "la existencia en Túnez de organizaciones como FEMEN no influenciarán el estatus de las mujeres, que ya están preparadas para luchar ferozmente por sus derechos".

EL CASO DE AMINA TYLER

Tras la publicación de las imágenes de Tyler en Facebook, el imam tunecino Adel Almi emitió una 'fatua' --pronunciamiento legal no vinculante en el Islam-- condenando a la joven a ser latigada en cien ocasiones y lapidada hasta la muerte.

Almi afirmó que Tyler "quería destacar y llamar la atención posando desnuda". "Esto significa que ya no tiene nada que perder y no puede ser consciente de la sacralidad de la mujer. Estas situaciones han de ser reprimidas para evitar eventuales catástrofes", agregó.

Si bien la 'fatua' es un edicto no vinculante a nivel legal y no implica una condena administrativa, sí podría provocar que una persona que exprese su adhesión al texto la utilice como justificación para llevar a cabo el castigo impuesto por Almi.

En base a la legislación tunecina, la joven podría ser condenada a una pena de seis meses a dos años de cárcel y una multa de cien a 1.000 dinares (entre 49 y 490 euros) por "atentado al pudor" (artículo 226 del Código Penal). Asimismo, cabe recordar que la legislación del país árabe no contempla la pena de muerte.

Por su parte, FEMEN especificó que Tyler envió una foto a la organización el 26 de febrero para apoyar al grupo en la que aparece en 'top less' y con el lema 'A la mierda la moral' pintado en su cuerpo. Posteriormente, publicó una segunda foto en la que se puede leer 'Mi cuerpo me pertenece y no representa el honor de nadie'.

Desde la caída del Gobierno de Zine el Abidine ben Alí se ha registrado un resurgimiento de movimientos islamistas de corte radical, que abogan por una interpretación estricta de la 'sharia' y que han azuzado y protagonizado ataques contra personalidades laicistas e izquierdistas del país, así como contra edificios y símbolos de otras religiones.

Uno de los principales caballos de batalla de las fuerzas reformistas del país, que encabezaron las manifestaciones contra Ben Alí pero que no consiguieron imponerse en las elecciones debido al respaldo con el que cuentan las formaciones islamistas en los núcleos rurales, es el impulso de los derechos de la mujer y de las libertades civiles.

FEMEN

La polémica en torno a FEMEN y a sus actos no es nueva, ya que sus protestas han desencadenado múltiples reacciones encontradas en los últimos años. El grupo, fundado en 2008, se hizo conocido por sus actos de protesta en 'top less' contra el turismo sexual en Ucrania, las instituciones religiosas, las agencias de matrimonio internacionales y el sexismo, entre otros temas.

El mayor escándalo estuvo protagonizado por la cofundadora del grupo, Inna Shevchenko, quien derrumbó una cruz ortodoxa en Kiev erigida como monumento a los católicos del Este que fueron víctimas de la persecución soviética como gesto de protesta por la condena contra tres miembros de el grupo femenino de punk ruso Pussy Riot.

FEMEN se define como "una organización de mujeres activistas en 'top less' que defienden su igualdad sexual y social en el mundo". "FEMEN es el fundador de una nueva ola de feminismo del tercer milenio y tiene seguidores en todo el mundo", apunta en su página web.