El Ejército sirio combate contra Estado Islámico en el noreste de Siria

Publicado 03/06/2015 11:11:54CET

BEIRUT, 3 Jun. (Reuters/EP) -

El Ejército sirio y las milicias afines han estado combatiendo contra los milicianos de Estado Islámico en el noreste de Siria en la noche del martes al miércoles, en un intento por hacerse con el control del territorio próximo a la frontera con Irak, según ha informado el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos.

Los enfrentamientos han tenido lugar cerca de una prisión situada al sur de la localidad de Hasaka, después de que Estado Islámico hiciera estallar una bomba. La provincia de Hasaka, una zona triangular que conecta con Turquía e Irak, es un área estratégica porque permite unir zonas bajo control de Estado Islámico en Siria e Irak.

La provincia tiene una mayoría de población kurda, cuyas fuerzas están manteniendo intensos combates contra Estado Islámico en el norte de Siria. Los kurdos dicen que no coordinan sus operaciones con las Fuerzas Armadas siria pero han trabajado con el apoyo de los ataques aéreos de la coalición de Estados Unidos contra el grupo terrorista que lidera Abú Bakr al Baghdadi.

Estados Unidos y sus aliados lanzaron este lunes diez ataques aéreos contra posiciones de Estado Islámico en Irak y cinco en Siria, según informaron las Fuerzas Armadas estadounidenses el martes. Los cinco ataques en Siria se concentraron cerca de Hasaka y Kobani y alcanzaron a unidades tácticas, posiciones de combate, una instalación de mando y control y un depósito de armas.

El Observatorio, que recopila información con su red de fuentes desplegadas en territorio sirio, ha afirmado que unos 30 combatientes de las Fuerzas Armadas sirias y de milicias aliadas han muerto en cinco días de combates con Estado Islámico en la provincia de Hasaka.

Por su parte, la agencia oficial de noticias siria SANA ha informado a última hora del martes de que el Ejército ha "eliminado" a un amplio número de milicianos de Estado Islámico en Hasaka y ha frustrado un ataque contra puestos militares en zonas rurales del este y el sureste del país.

Los combates han provocado la muerte o han dejado heridos a "decenas de miembros de Daesh", así como la "destrucción de municiones, armas y vehículos de terroristas", según SANA. Los últimos avances de los rebeldes y los terroristas en Siria han provocado un aumento de la presión al régimen de Al Assad, concentrado en proteger las zonas occidentales y costeras del país.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies