Muere el embajador ruso en Turquía tras ser disparado por un policía en Ankara

La policía turca en la galería donde ha sido disparado el embajador ruso
TWITTER
Actualizado 19/12/2016 23:18:31 CET

El Gobierno turco señala a Gulen y sus simpatizantes como responsables de este atentado

MADRID, 19 Dic. (EUROPA PRESS) -

El embajador ruso en Turquía, Andrei Karlov, ha muerto este lunes tras recibir varios disparos mientras inauguraba una exposición en un centro cultural de Ankara por parte de un hombre armado que ha apelado a la situación en la ciudad siria de Alepo para justificar el ataque.

Karlov ha muerto en el acto, mientras que otras dos personas, entre ellas una mujer de origen albanés, han resultado heridas y han tenido que ser trasladadas a centros sanitarios de la zona, según informa la agencia de noticias Anatolia.

Las imágenes del suceso difundidas en redes sociales muestran a un joven vestido de traje que, tras realizar varios disparos por la espalda contra Karlov --que queda inerte en el suelo--, comienza a proferir gritos en turco, además de "Allahu akbar" (Dios es el más grande).

Este vídeo muestra el momento del atentado

De acuerdo con el diario turco 'Hurriyet', ha gritado "¡No olvidéis Alepo! ¡No olvidéis Siria! Mientras nuestros hermanos no estén a salvo, no gozaréis de seguridad". "Quien quiera que comparta esta opresión pagará por ella (...) Solo muerto me llevaréis de aquí", ha añadido.

El atacante, que ha sido abatido por las fuerzas especiales, ha sido identificado como Mevlut Mert Altintas, un antiguo miembro de la Policía antidisturbios de 22 años de edad y originario de la provincia occidental de Aydin, ha revelado el ministro de Interior turco, Suleyman Soylu.

Tanto Turquía como Rusia han asegurado que se trata de un atentado. "Calificamos lo ocurrido como un ataque terrorista", ha dicho la portavoz del Ministerio de Exteriores de Rusia, María Zajarova, de acuerdo con la agencia de noticias Sputnik.

Fuentes de seguridad turcas han sostenido que hay "fuertes evidencias" de que el influyente clérigo Fetulá Gulen, exiliado en Estados Unidos, está detrás de este atentado. El Gobierno turco también le responsabiliza del fallido golpe de Estado del 15 de julio.

Alp Aslandogan, uno de los asesores de Gulen, ha tachado de "ridículas" estas acusaciones. "El señor Gulen condena categóricamente este acto atroz", ha dicho en declaraciones recogidas por la agencia de noticias Reuters.

RELACIONES BILATERALES

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha llamado por teléfono a su homólogo ruso, Vladimir Putin, para intercambiar información sobre lo ocurrido y han acordado crear una comisión bilateral para investigar "minuciosamente" los hechos.

Erdogan y Putin han coincidido en que se trata de "una clara provocación" para socavar las relaciones entre ambos países y han anunciado un fortalecimiento de la cooperación en la lucha antiterrorista.

Putin ha apuntado además que el ataque contra el embajador ruso es un intento de "descarrilar el proceso de paz en Siria", ya que se produce en vísperas de la reunión en Moscú entre los ministros de Exteriores de Rusia, Turquía e Irán para hablar del conflicto armado.

"Solo puede haber una respuesta: fortalecer las medidas de combate al terrorismo", ha sostenido Putin, que ha ordenado reforzar la seguridad en todas las misiones de Rusia en el extranjero para prevenir posibles atentados.

CONDENAS

El Consejo de Seguridad de Naciones ha emitido una condena unánime de sus 15 miembros y ha reiterado "la necesidad de llevar ante la justicia a los autores, los organizadores, los financiadores y quienes, en general, patrocinan estos ataques terroristas".

"Condenamos el ataque contra el embajador ruso en Turquía. No puede haber justificación para un ataque contra un diplomático o un embajador", ha subrayado, por su parte, el portavoz de la Secretaría General de la ONU, Stephane Dujarric.

En la misma línea, La Alta Representante de Política Exterior de la Unión Europea, Federica Mogherini, se ha mostrado "profundamente conmocionada". "La Unión Europea condena con la mayor firmeza posible el atentado", ha dicho la jefa de la diplomacia europea, en un breve mensaje dirigido al ministro de Asuntos Exteriores ruso, Sergei Lavrov.