Erdogan rechaza establecer un grupo de seguimiento del proceso de paz con el PKK

Publicado 21/03/2015 2:48:37CET

MADRID, 21 Mar. (EUROPA PRESS) -

El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan, ha rechazado la creación de un grupo de expertos encargados de seguir el proceso de paz entre el Gobierno y el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK), tal y como apuntaban varios medios de comunicación turcos.

"No tengo ninguna información, he leído sobre ello en los periódicos", ha explicado Erdogan en una rueda de prensa al ser preguntado por la posibilidad de establecer un grupo de seguimiento que estaría formado por seis expertos, acordados entre el Ejecutivo y el Partido Democrático del Pueblo (HDP).

"Quiero decir claramente que no veo de forma positiva esta posibilidad", ha subrayado el mandatario. "Durante mi época como primer ministro me opuse a la idea de enviar un grupo de 'comité de sabios'", ha recordado, según ha recogido el diario turco 'Hurriyet'.

"Estoy diciendo lo mismo ahora. Estas cosas no están bien", ha subrayado Erdogan, que durante los últimos días ha realizado unas declaraciones en las que aseguraba que no existe un "problema kurdo" en Turquía, que contradice su postura durante los últimos años.

El mandatario ha defendido en sus declaraciones que el proceso de paz sea liderado por la Agencia de Inteligencia Nacional (MIT) turca, "como se haría en todos los países". "Estos trabajos se hacen a través de ellos", ha afirmado.

PROCESO DE PAZ

Las conversaciones de paz entre el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el Gobierno turco comenzaron en octubre de 2012 con el objetivo de dar fin al conflicto que ha provocado más de 40.000 muertos en tres décadas, y que ha detenido el crecimiento de la región del sudeste de Turquía, de mayoría kurda.

Los líderes kurdos han hecho un llamamiento al Gobierno turco para llevar a cabo las reformas previstas en las conversaciones de paz con Ocalan, sin embargo, Ankara ha asegurado que para cumplir su parte del trato, los kurdos tienen que acelerar la retirada de su tropas del norte de Irak.