Fuerzas iraquíes y Estado Islámico ultiman los preparativos de la gran batalla por Mosul

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

Fuerzas iraquíes y Estado Islámico ultiman los preparativos de la gran batalla por Mosul

Fuerzas iraquíes se concentran a las afueras de Mosul
REUTERS
Actualizado 16/10/2016 10:59:12 CET

MADRID, 16 Oct. (EUROPA PRESS) -

Estado Islámico ha bloqueado ya todos los puntos de acceso a Mosul y desplegado a más de 3.500 combatientes, muchos de ellos procedentes de localidades como Diyala o Tikrit, en las horas previas a la gran batalla que el Ejército iraquí y las fuerzas peshmerga -- con apoyo de la coalición internacional -- librarán contra la organización yihadista para arrebatarles el control de su gran bastión en Irak.

"De momento, Estado Islámico ha llenado de explosivos y bombas el flanco izquierdo de la ciudad, y más de 3.500 combatientes se han desplegado por toda la zona, muchos de ellos procedentes de Diyala, Tikrit o Anbar", han declarado residentes de Mosul a la agencia de noticias kurda Rudaw.

Asimismo, y según fuentes locales, también han posicionado a combatientes extranjeros en poblados adyacentes como Hamdaniya, Tel Kaif, Bartella, y Tel Afar.

Además de levantar posiciones reforzadas en el interior de la ciudad, Estado Islámico ha creado un perímetro de llamas -- incendiando trincheras a rebosar de miles de litros de crudo -- con la esperanza de que el denso humo que emerge de ellas "pueda ocultar a sus combatientes de los ataques de la coalición", según el comandante de las fuerzas Peshmerga en el frente de Bashiq, Hamid Afandi.

En las últimas horas esta columna de humo ha adquirido tal envergadura que ha acabado llegando, parcialmente y ayudada por los fuertes vientos, a las afueras de Erbil, la capital del Kurdistán iraquí.

ATAQUE INMINENTE

En las últimas horas, los fotógrafos de Rudaw han captado imágenes de convoyes del Ejército iraquí y los kurdos peshmerga de camino a las afueras de Mosul, capturada en 2014 por los yihadistas en el comienzo de un reinado de terror caracterizado por las torturas y ejecuciones masivas diarias. Esta semana, sin ir más lejos, Estado Islámico ha matado a 58 personas -- todas ahogadas -- que supuestamente planeaban una revuelta contra la cúpula yihadista en la ciudad.

Evidentemente, el Ejército iraquí ha eludido informar sobre el momento exacto del ataque, pero no se prevé que la espera se prolongue más allá de doce horas o un día a lo sumo. Las fuerzas del Gobierno iraquí se encuentran a solo 15 kilómetros del que será el frente de combate.

"Somos el batallón Nayaf", proclamó un miliciano chií ante las cámaras. "Venimos aquí a combatir contra Estado Islámico, con la ayuda de los Peshmerga y del Ejército, Dios mediante".

Un comandante del Ejército iraquí ratificó ayer por la tarde que "solo queda un día para terminar los preparativos". "Un enorme contingente del Ejército está preparado en todos los frentes. Esta noche o mañana estará todo listo. Entonces, solo quedará esperar la 'hora cero' para comenzar la batalla".

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies