Un grupo islamista declara la guerra en Malí tras la muerte de 16 supuestos religiosos

Actualizado 10/09/2012 1:00:50 CET

BAMAKO, 9 Sep. (Reuters/EP) -

La organización islamista armada del Movimiento para la Unidad y la Yihad en el Norte de África (MUJWA) ha "declarado la guerra" al Gobierno maliense tras el incidente en el que han fallecido al menos 16 supuestos predicadores islámicos por los disparos del Ejército de Malí, que asegura que se trataban de guerrilleros.

El suceso está pendiente de investigación pero según la versión de los rebeldes, los fallecidos se dirigían a una conferencia religiosa en Bamako. Los responsables del evento, que se pusieron en contacto con las víctimas poco antes de que murieran, corroboran los acontecimientos tal y como han sido descritos por MUJWA.

"Este acto de barbarie no tiene justificación alguna. No veo futuro ni al Ejército ni al Gobierno porque vamos a seguir avanzando hacia el sur hasta llegar a Bamako (la capital). Esto es una declaración de guerra", aseguró el alto responsable de la guerrilla, Oumar Ould Hamaha

MUJWA es uno de los principales grupos que han llamado a la imposición de la sharia (o ley islámica) aprovechando la rebelión tuareg desatada el pasado mes de abril en el norte del país.

El portavoz de la organización aseguró que los fallecidos eran 16 "islamistas moderados" muertos a tiros en un punto de control en la localidad de Diabaly, región de Segu, cerca de la frontera con Mauritania.

Las últimas investigaciones sobre la nacionalidad de las víctimas apuntan a que se trata de ocho malienses y ocho mauritanos, según ha confirmado el Gobierno.

El Ejecutivo maliense se ha limitado a informar brevemente del suceso y a anunciar el inicio de una investigación. "El incidente tuvo lugar en el puesto de control de Diabaly. Ocho mauritanos y ocho malienses fallecieron por disparos", según un escueto comunicado oficial.

Fuentes militares, sin embargo, asegura que los fallecidos eran guerrilleros armados. "Fue una respuesta a una incursión de un grupo islamista", según un oficial anónimo, quien reconoció que sus fuerzas dispararon primero porque "no querían esperar a ser emboscados por los integrantes del grupo", a los que llevaban rastreando desde hace tiempo.

Por último, uno de los organizadores de la conferencia, Mohamed Coulibaly, confirmó la versión rebelde y declaró que los 16 predicadores se dirigían a una conferencia que iba a comenzar el próximo 14 de septiembre, y que las autoridades malienses estaban al tanto de su viaje.

"Nos llamaron para hacernos saber que estaban detenidos en el puesto de control. Fueron detenidos, se les efectuó un registro en el puesto de control y no encontraron nada", Couilibaly, quien se declaró "consternado" al saber de la muerte de los predicadores, que "no iban armados".

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies