Italia desbarata una red de tráfico de personas que transportaba refugiados desde Túnez

Refugiados desembarcando en el puerto italiano de Catania.
REUTERS / ANTONIO PARRINELLO
Publicado 10/04/2018 16:00:41CET

PALERMO (ITALIA), 10 Abr. (Reuters/EP) -

Italia ha acabado con una red criminal que transportaba en lanchas motoras a refugiados desde Túnez hasta Sicilia un año después de que una red similar fuera desmantelada en la misma zona, según han informado las autoridades este martes.

La Fiscalía de Palermo ha interpuesto órdenes de arresto contra 13 personas --siete tunecinos, cinco marroquíes y una italiana-- bajo la sospecha de que pueden estar implicados en una red criminal de tráfico de personas y de cigarrillos de contrabando.

Algunas llamadas interceptadas por las autoridades han mostrado como los refugiados pagaban entre 3.000 y 3.500 euros por el rápido viaje hasta Italia, con el que evitaban tener que pasar por los centros de inmigración y que las autoridades les tomaran las huellas dactilares. "No podemos excluir que estas personas peligrosas puedan haber abusado de este sistema, aunque no tenemos ninguna información concreta sobre ello", ha dicho el jefe de la Fiscalía de Palermo, Franceso Lo Voi.

La Fiscalía ha dicho en un comunicado que, en una de las llamadas pinchadas, se puede oír cómo un hombre dice al organizador del viaje que pretendía continuar su viaje hasta Francia para llevar a cabo un "trabajo peligroso del que a lo mejor no volvería".

En un caso similar el pasado junio, las autoridades de Palermo arrestaron a 15 personas bajo la sospecha de que habían organizado al menos cinco viajes entre Túnez y Sicilia, ganando una cantidad estimada de 40.000 euros por cada viaje. La Fiscalía dijo el pasado miércoles que la nueva red criminal desbaratada ha ganado entre 30.000 y 70.000 euros por cada viaje.

Más de 600.000 refugiados han llegado a Italia desde 2014, pero la mayoría de ellos lo han hecho a través de la ruta libia. En la costa de Libia, los refugiados pagan entre 800 y 1.300 dólares (647 y 1.052 euros) por subir a embarcaciones abarrotadas y poco seguras que muy habitualmente acaban hundiéndose.

Según estimaciones de la Organización Internacional de la Migración (IOM), en 2018 han muerto de momento 521 personas tratando de llegar a Italia, mientras que 6.894 han podido completar el viaje y se han registrado en el sistema oficial de inmigración de Italia.

Contador