El Kremlin pide a Corea del Norte y a Estados Unidos que dejen de decirse "estupideces"

Contador
Kim Jong Un
REUTERS / KCNA KCNA
Actualizado 22/09/2017 18:45:56 CET

MOSCÚ, 22 Sep. (Reuters/EP) -

El Kremlin se ha declarado "profundamente preocupado" por la escalada de la tensión entre Corea del Norte y Estados Unidos, cuyo último episodio tuvo lugar hace un par de días con el incendiario discurso ante la Asamblea General de la Naciones Unidas del presidente estadounidense, Donald Trump, calificado después de "carcamal" por las autoridades norcoreanas.

"Moscú está convencida de que no hay más alternativa que la de buscar un acuerdo diplomático y político al problema norcoreano", ha declarado el portavoz del Kremlin, Dimitri Peskov, durante una rueda de prensa, donde lamentó que "la ristra de estupideces en forma de declaraciones" que están intercambiando ambos países no hace más que incrementar la tensión.

Las invectivas han continuado este viernes después de que Trump asegurara este viernes que el líder de Corea del Norte, Kim Jong Un, es un "loco" al que no le importa dejar morir de hambre o matar a su pueblo", al tiempo que ha asegurado que va a ponerle a prueba "como nunca antes".

"Kim Jong Un de Corea del Norte, que obviamente es un loco al que no le importa dejar morir de hambre o matar a su pueblo, será puesto a prueba como nunca antes", ha afirmado el mandatario estadounidense, en un mensaje publicado en su cuenta personal de Twitter.

Trump ha reaccionado así horas después de que el líder norcoreano asegurara en un comunicado que está estudiando adoptar las "contramedidas más duras de la historia" contra Estados Unidos y llamara "canalla" y "gángster" al mandatario estadounidense.

"Desde que ha asumido el poder, Trump ha sido incansable con sus amenazas y chantajes contra todos los países del mundo. No está capacitado para tener las prerrogativas sobre el mando supremo de un país, y es más un canalla y un gángster al que le gusta jugar con fuego que un político", ha asegurado el líder norcoreano.

"Como un hombre que representa a Corea del Norte y en nombre de la dignidad y el honor de mi Estado, mi pueblo y yo mismo, haré que el hombre que tiene la prerrogativa sobre el mando supremo en Estados Unidos pague un alto precio por su discurso abogando por destruir totalmente a Corea del Norte", ha recalcado.

La semana pasada, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas aprobó por unanimidad imponer a Corea del Norte el paquete de sanciones más duro contra el país hasta la fecha.

Corea del Norte ha llevado a cabo en los últimos años numerosas pruebas nucleares y balísticas --incluido un ensayo nuclear el 3 de septiembre-- que se han traducido en un endurecimiento del régimen de sanciones internacionales, lo que no ha servido para disuadir a Kim Jong Un.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies