Más de medio centenar de muertos en Irak en una jornada negra de atentados

Más de medio centenar de muertos en Irak en una jornada negra de atentados
ATEF HASSAN / REUTERS
Actualizado 09/09/2012 16:13:18 CET

Mueren al menos 16 personas por la explosión de dos coches bomba junto a un templo chií y un mercado en Amara

BAGDAD, 9 Sep. (Reuters/EP) -

Irak ha sufrido este domingo una cadena de atentados en distintos puntos de su geografía que se han saldado con más de medio centenar de víctimas mortales, 16 de las cuales han perdido la vida por la explosión de dos coches bomba en la ciudad iraquí de Amara, en el este del país.

Los de Amara, localidad de la provincia de Maysan, son los más graves de una serie de ataques terroristas que no han sido reivindicados por ningún grupo pero que han vuelto a demostrar la creciente tensión que atraviesa Irak, donde la insurgencia suní ha incrementado este año sus ataques.

Los atentados de Amara se han producido cerca de un templo chií y de un mercado. Un portavoz de los servicios sanitarios, Sayid Hasanain, ha cifrado en 16 los cadáveres que han llegado hasta el hospital y ha elevado por encima de cien el número de heridos.

La gran cantidad de víctimas ha llevado a las autoridades locales a pedir a la población, a través de los altavoces de las mezquitas, que donen sangre.

El segundo suceso con más víctimas se produjo durante la noche en la localidad de Dujail --50 kilómetros al norte de Bagdad--, cuando un grupo de hombres armados y un terrorista suicida a bordo de un vehículo atacaron una base militar. Once soldados perdieron la vida y otros siete resultaron heridos.

Por otra parte, un agente ha muerto y cuatro han sufrido heridas por la explosión un coche junto a un edificio consular de Francia en Nassiriya. El cónsul honorario, de nacionalidad iraquí, no se encontraba en el interior del edificio cuando se produjo el ataque, según ha informado un diplomático galo.

Nassiriya, que no suele registrar sucesos de este tipo, también ha sido escenario este domingo del estallido de otro coche bomba que ha matado a dos personas y ha herido a otras tres.

La dramática jornada vivida en Irak incluye, asimismo, un atentado contra un grupo de personas que hacía cola para trabajar como policías en las instalaciones de la petrolera estatal en Kirkuk, 250 kilómetros al norte de Bagdad. Al igual que en los anteriores casos, la explosión se debió a un coche bomba, en esta ocasión con ocho víctimas mortales.

También en Kirkuk, siete personas han fallecido y unas 40 han sufrido daños por el estallido de una bomba oculta en una motocicleta en las inmediaciones de una oficina de investigación criminal.

A estos atentados se suman otros en ciudades como Baquba, Samarra, Basora y Tuz Jurmato. Ninguno de los ataques ha sido reivindicado.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para analizar su navegación y ofrecerle un servicio más personalizado y publicidad acorde a sus intereses. Continuar navegando implica la aceptación de nuestra política de cookies -
Uso de cookies