MSF denuncia que al menos 50.000 refugiados viven en condiciones precarias en Grecia

 
Consulta el estado del tiempo
Consulte el estado del Tráfico y del Tiempo para estos días >>
Consulta el estado del tráfico

MSF denuncia que al menos 50.000 refugiados viven en condiciones precarias en Grecia

Varios refugiados en Grecia.
MÉDICOS SIN FRONTERAS
Publicado 20/10/2016 18:53:02CET

La ONG alerta de que los centros de detención se encuentran al 200 por ciento de su capacidad

MADRID, 20 Oct. (EUROPA PRESS) -

Los más de 50.000 solicitantes de asilo que se encuentran atrapados en Grecia carecen de la atención médica necesaria y continúan viviendo en condiciones precarias, según ha denunciado Médicos Sin Fronteras (MSF), que ha alertado de que, siete meses después de que se firmara el pacto sobre la distribución de refugiados entre Turquía y la Unión Europea, la situación no ha mejorado.

En el informe 'Grecia en 2016: Personas vulnerables abandonadas', MSF ha advertido de que las personas más vulnerables, entre las que se encuentran principalmente los enfermos crónicos, las víctimas de la violencia, las personas con movilidad reducida y los menores no acompañados, no están siendo atendidas adecuadamente y se encuentran en situación de riesgo.

La ONG ha instado a las autoridades griegas a actuar lo antes posible para ofrecer una respuesta adecuada basada en las necesidades individuales de los refugiados con el objetivo de paliar así las consecuencias de la situación en la que se encuentran.

Para ello, MSF ha señalado que es de vital importancia que las personas más vulnerables sean identificadas para poder recibir la protección adecuada. "Es inaceptable que siete meses después de que se firmara el acuerdo, muchos refugiados aún no estén siendo atendidos de forma coherente en Grecia", ha indicado el coordinador general de MSF en Grecia, Loic Jaeger.

"Los centros de detención de las islas están al 200 por ciento de su capacidad y los servicios de los campos de refugiados en el oeste del país son deficientes", ha añadido Jaeger, que ha manifestado que "la respuesta dada por la Unión Europea es demasiado lenta dado que el sistema de salud público griego se encuentra desbordado".

La ONG ha señalado que el bienestar psicológico de los hombres, mujeres y niños que se encuentran en los centros de detención y campos de refugiados se ha visto gravemente afectado debido a la incertidumbre y a las precarias condiciones de vida.

INCERTIDUMBRE Y FALTA DE VOLUNTAD

"Las personas con las que trabajamos han pasado por un trauma inimaginable no sólo en sus países de origen sino también en su camino hacia Grecia. Para ellos, estar bloqueados aquí es como estar en una prisión al aire libre", ha afirmado la psicóloga de MSF Christina Sideri.

"Además, el proceso de asilo es tan lento que muchos no tendrán su primera cita hasta abril o mayo de 2017. Este retraso, unido a la incertidumbre sobre qué va a pasar en el futuro, resulta devastador", ha añadido.

La organización ha mostrado su preocupación ante la falta de planificación de cara al invierno. "Llevamos oyendo desde hace meses que existe un plan nacional, pero la gente todavía vive en tiendas de compaña en el norte del país, donde la temperatura ha bajado hasta los 5ºC. ¿Cómo puede Europa dejar a estas personas expuestas al frío durante otro invierno más?", ha aseverado Jaeger.

La falta de voluntad política y la incapacidad de acción del Gobierno griego ha contribuido a provocar un estancamiento de la situación en el país, según ha denunciado MSF, que ha señalado que las continuas negligencias de la Unión Europea a la hora de gestionar el sistema de redistribución han contribuido a empeorar la calidad de vida de los refugiados.

La ONG ha insistido en la importancia de que las autoridades griegas y europeas atiendan urgentemente las necesidades de los más vulnerables y proporcionen así las vías legales requeridas para poder reubicar a los solicitantes de asilo en otros países de la Unión Europea.

Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros, puedes ver nuestra política de cookies -
Uso de cookies