Neonazis agreden a manifestantes a favor de los homosexuales en Rusia

Actualizado 18/05/2012 10:41:31 CET

MOSCÚ, 18 May. (EUROPA PRESS) -

Un grupo neonazi ha agredido a varios participantes en una manifestación a favor de los derechos de los homosexuales en la localidad rusa de San Petesburgo, dejando un número indeterminado de heridos, según ha informado la cadena de televisión rusa RT.

Decenas de personas se han reunido en un parque del centro de la ciudad para conmemorar el Día Mundial contra la Homofobia. Las autoridades locales prohibieron la manifestación, por lo que una unidad policial rodeó a los manifestantes, que corearon eslóganes y entregaron globos a los transeúntes.

Poco después, un grupo aún mayor de personas, algunas de ellas portando cruces ortodoxas, han amenazado de muerte a los presentes y han intentado saltarse el cordón policial. Una de ellas ha conseguido superar el cordón y ha golpeado con un bate a uno de los manifestantes, que ha quedado tendido en el suelo hasta la llegada de los servicios sanitarios.

Por temor a que la Policía no pudiera mantener el orden, los activistas han abandonado el lugar y han sido escoltados hasta varios autobuses. Sin embargo, el convoy ha sido asaltado por un grupo de neonazis, que ha lanzado bombas de humo y reventado las ventanas del vehículo con piedras y palos.

Algunos de los neonazis han conseguido entrar en los autobuses, golpeando y agrediendo a los activistas antes de que la Policía interviniera y de que los conductores consiguieran sacar los vehículos del lugar.

En ese momento, los neonazis han dirigido sus ataques contra un autobús cercano en el que viajaban varios trabajadores inmigrantes. Testigos han asegurado que se han escuchado varios disparos, aunque no se han publicado informaciones sobre heridos en este incidente.

Al menos dos activistas a favor de los derechos de los homosexuales han tenido que ser hospitalizado, aunque el balance final no está claro. Por su parte, las autoridades locales no han publicado datos.

San Petersburgo se ha convertido en las últimas fechas en el centro de las disputas en torno a los derechos de la comunidad homosexual en el país después de la aprobación de varias leyes que contemplan el pago de multas por parte de todo aquél que "haga propaganda de la homosexualidad ante menores".

"La violencia (de este jueves) es la confirmación de que la legislación anti-homosexualidad está protegiendo a los homófobos, que se sienten libres de mostrar su odio contra los homosexuales", ha dicho a través de un comunicado el grupo Vijod, que defiende los derechos de la comunidad LGTB rusa y que organizó la manifestación.