Nigeria reconoce conversaciones con Boko Haram para un cese de las hostilidades

Niñas liberadas por Boko Haram en Dapchi
REUTERS / STRINGER . - Archivo
Actualizado 25/03/2018 19:42:56 CET

MADRID, 25 Mar. (EUROPA PRESS) -

El ministro de Información nigeriano ha informado este domingo de que el Gobierno del país africano y la secta terrorista Boko Haram llevan hablando "desde hace cierto tiempo" de un posible cese de las hostilidades "que permita detener el derramamiento de sangre y encontrar soluciones duraderas al conflicto".

Estas conversaciones han contribuido a la reciente liberación esta semana de 101 de las 110 niñas que fueron secuestradas por Boko Haram el 19 de febrero en la localidad de Dapchi, en lo que el Gobierno ha descrito ahora como una acto voluntario de los terroristas a cambio de una tregua temporal y la apertura de un corredor para poder abandonar la zona tras devolver a las jóvenes.

"Los insurgentes devolvieron a las niñas en un aparente gesto de buena voluntad, tras los esfuerzos incansables del Gobierno para encontrar soluciones duraderas al conflicto", según el ministro Lai Mohamed, antes de revelar la existencia de las negociaciones.

"Éste es un dato desconocido para muchos pero desde hace cierto tiempo estamos hablando con Boko Haram en términos más amplios para el cese de hostilidades", ha declarado el ministro en un discurso recogido en la web del Ministerio. "Estas conversaciones han ayudado a lograr liberaciones recientes, y desde entonces no se han detenido", ha añadido.

Así, a cambio de las niñas, Boko Haram "exigieron un alto el fuego que les otorgaría un corredor seguro para dejar a las jóvenes". "Esto no es nuevo. Incluso en situaciones de guerra más destacadas, se crean corredores seguros con fines humanitarios y de otro tipo", ha explicado el ministro.

"En consecuencia, se declaró un alto el fuego de una semana a partir del lunes 19 de marzo. Es por eso que los insurgentes pudieron dejar a las chicas", ha concretado.

LAS OPERACIONES MILITARES VAN A PROSEGUIR

El ministro ha querido recalcar que el Gobierno no va a cesar las operaciones militares hasta que no cuente con garantías de seguridad.

Sin embargo, las autoridades también se han declarado dispuestas a "continuar participando en un diálogo significativo que no solo sea sobre la liberación de rehenes, sino sobre un compromiso más amplio de mitigación de conflictos que comprendería la reducción de la violencia la posibilidad de alto el fuego y un mayor acceso humanitario".

"Por lo tanto, el Gobierno está dispuesto a tomar medidas que puedan detener el derramamiento de sangre y encontrar soluciones duraderas al conflicto", ha concluido.

Esta es la primera vez en los últimos años que el Gobierno anuncia contactos con Boko Haram para un alto el fuego, aunque el Gobierno del presidente Muhammadu Buhari siempre se ha mostrado abierto a negociar.

Boko Haram --que significa "la educación occidental es pecaminosa" en idioma hausa-- lucha por imponer la versión más radical de la 'sharia' o ley islámica en Nigeria.

Desde 2009 la insurgencia de esta secta yihadista ha costado más de 20.000 vidas y recientemente ha multiplicado sus ataques en países vecinos como Camerún, Chad y Níger. Más de 2,1 millones de personas han tenido que huir de sus hogares, según datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).